Ministerio de Sanidad publica las NUEVAS recomendaciones de mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación (30 julio)

LinkedIn Pinterest +

Con el aumento de las temperaturas tras la llegada de época estival son múltiples las preguntas que se realizan las empresas en relación al uso y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación ¿Puedo hacer uso del aire acondicionado en situación de emergencia sanitaria por COVID?, ¿qué tipo de mantenimiento se ha de realizar?

El Ministerio de Sanidad ha actualizado, a fecha 30 de julio, la guía » Recomendaciones de Operación y Mantenimiento de los sistemas de Climatización y Ventilación de Edificios y locales para la Prevención de la propagación del SARS-Co-V-2″ que tiene por objeto facilitar recomendaciones técnicas a los usuarios y profesionales del sector de la climatización, de modo que el funcionamiento de estas instalaciones ayude en la prevención de hipotéticos contagios por SARS-CoV-2 en edificios y locales de todo uso, salvo las áreas especiales de los entornos hospitalarios. Estas recomendaciones se enmarcan en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID­19, en el que se prioriza la seguridad de los usuarios ante el contagio sobre el bienestar térmico y la eficiencia energética
DESCARGA guía

Conviene señalar en este punto, la importancia de las operaciones a realizar, siendo un punto a comprobar por la Inspección de Trabajo.

La Coordinación de actividades empresariales con empresas mantenedoras

Todas las labores descritas se deben realizar por empresas mantenedoras acreditadas, según las medidas de seguridad establecidas en los protocolos que cada empresa y según directrices del Ministerio de Sanidad; se recomiendo aumentar las labores de inspección y control.

Las medidas de protección serán las habituales incluyendo protección respiratoria obligatoria y guantes para todas ellas. Se debe tener especial cuidado con la manipulación de filtros sucios recordando que debe realizarse siempre con el equipo apagado y manteniendo la adecuada custodia del material sustituido recomendando su depósito en bolsa sellada, previa entrada en el circuito de residuos establecido en cada caso.

El mantenimiento de las instalaciones de climatización

El mantenimiento de las instalaciones térmicas está regulado por la INSTRUCCIÓN TÉCNICA IT.3 “MANTENIMIENTO Y USO” del Reglamento de Instalaciones Térmicas en vigor

Acciones de mantenimiento a llevar a cabo

  • Antes de la reapertura
    En edificios y establecimientos que hayan cerrado o cesado su actividad, es recomendable realizar una revisión general de la instalación de climatización antes de la reapertura. En este caso, es conveniente realizar la limpieza de rejillas, difusores, filtros y baterías. Para el caso de la ventilación, antes de la reapertura se recomienda realizar un proceso de purga del aire interior tanto del edificio como del sistema de ventilación
  • Revisión y limpieza de filtros de aire. Se recomienda reemplazar los filtros de aire de acuerdo con el programa de mantenimiento ya establecido en cada edificio
  • Revisión y limpieza de unidades de impulsión y retorno
  • No es preceptiva la limpieza de los conductos. Si se han seguido las recomendaciones anteriores sobre el aumento del aporte de aire exterior, ausencia de recirculación y parada de recuperadores rotativos, no es esperable que haya transporte ni existencia de virus en la red de conductos de aporte que puedan contaminar a las estancias a las que atienden; por lo que, con relación al SARS-CoV-2 no es necesario hacer la limpieza de la red de conductos. Se ha de tener presente que una vez por temporada es preceptiva la revisión de la red de conductos según los criterios de la norma UNE 100012

RECOMENDACIONES USUARIOS DE INSTALACIONES

1.Ventilación y aire exterior

Se ha sugerido que en algunos brotes documentados en espacios cerrados, con ventilación escasa o deficiente y una elevada concentración de personas existe la posibilidad de una transmisión aérea en combinación con la transmisión por gotas y contacto. Como principio básico es necesario que el aporte de aire exterior sea el máximo que permita el sistema que atienda el edificio. Como valor recomendado y ante la incertidumbre de un valor fijo, se recomienda un mínimo de 12,5 l/ segundo y ocupante, incluso para establecimientos comerciales, valor que el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios atribuye a IDA 2: aire de buena calidad.

2. Verificación de caudales

Se debe verificar que los equipos encargados de la renovación de aire trabajen, al menos, en sus condiciones nominales de diseño y que posibles pérdidas de carga, especialmente internas al sistema, sean mínimas (filtros con colmatación, etc.).

3. Modificación del control para aumentar la ventilación

En horario laboral, se recomienda trabajar con el caudal máximo que permita el sistema durante dos horas antes/después de la apertura/cierre del centro de trabajo. En las horas restantes de la semana, incluido fines de semana, se recomienda mantener el sistema funcionando a bajo caudal, pero nunca por debajo del 25% del caudal de aire nominal

4. Reducción o eliminación en lo posible de la recirculación de Aire en los equipos

Si se dispone de unidades de tratamiento con recirculación de aire, siempre que las condiciones de operación lo permitan, se cerrarán las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior.

5. Recuperadores de Calor

Se recomienda realizar una inspección antes de ponerlos en funcionamiento, en la cual se comprobará el estado de la sección de recuperación en cuanto a fugas y by-pass de partículas desde el aire de extracción al de impulsión.

En los recuperadores de placas, se recomienda verificar las posibles fugas antes de ponerse en operación; en caso de que se detecte el paso excesivo de partículas se realizará un by-pass en la sección de recuperación si existen compuertas para ello en el climatizador.

6.Extracción de Aseos en Continuo

Si existe un sistema de extracción dedicado para la zona de aseos u otras zonas anexas a la oficina (vestuario, etc.) se recomienda mantenerlos en funcionamiento de forma permanente (24 horas al día 7 días a la semana). En el caso de existir en los aseos ventanas practicables, se recomienda no abrirlas debido a que ello podría establecer un flujo de aire inverso

7. Aumento de la ventilación natural

La renovación de aire por ventilación cruzada baja las tasas de contaminantes de las estancias. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas.

8. Temperatura. Condiciones termohigrométricas de operación

Las condiciones de operación del edificio impuestas por el vigente Real Decreto 1826/2009, de 27 de noviembre, no afectan de forma significativa a la desactivación del virus, y las condiciones que la permitirían, especialmente por condiciones térmicas (por encima de 30º) no son compatibles con una actividad en el interior de los locales climatizados convencional. Por tanto, se recomienda no cambiar los puntos de consigna de calefacción ni refrigeración.

9. Humedad relativa en los valores habituales

Los rangos reglamentarios en vigor (30 a 70 % de HR) se consideran adecuados por lo que también se recomienda mantener los puntos de consigna establecidos previamente en el edificio.

10. Funcionamiento de las Unidades Terminales con Re-circulación de aire en instalaciones dotadas de ventilación exterior

Se recomienda que los ventiladores de las unidades interiores termina-les tales como fancoils, unidades interiores de expansión directa, unida-des tipo splits, etc., funcionen de manera continua cuando los locales están ocupados y siempre solidariamente con el horario de los sistemas de ventilación mecánica

11. Sistemas de filtración y purificación centralizados

Se recomienda aumentar tanto como sea técnicamente posible la filtración del aire recirculado en equipos centralizados, si el equipo/ventilador lo permite, siempre y cuando se garantice el caudal de aire nominal del equipo. Se recomienda seleccionar tecnologías filtrantes con la menor pérdida de carga

12. Sistemas de filtración y purificación portátiles

En el caso de locales con dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, se recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar. Es preciso que mantengan un índice de movimientos hora significativo. Los filtros HEPA deberán tener una filtración altamente eficiente del aire, con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822.

Compartir en

Deja un comentario