Las preguntas más frecuentes sobre la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

El próximo año se cumplen 25 años desde la entrada en vigor de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) que se aprobó en el año 1995. Esta ley venía a adaptar la Directiva europea 89/391/CEE del Consejo, de 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo.

Prevención de Riesgos Laborales

Durante estos años, la ley ha sufrido diversas modificaciones. Las más relevantes fueron:

  • El Real Decreto 39/1997 que venía a complementar la  Ley de Prevención de Riesgos Laborales al regular los servicios de prevención y entraba más al detalle de los detalles de seguridad, condiciones o señalización.
  • La Ley 54/2003 que busca dar más relevancia a las actividades de prevención en las empresas.
  • El Real Decreto 171/2004 para la Coordinación de Actividades Empresariales.
  • La Ley Orgánica 3/2007 que pretende modificar cuestiones relativas a la Igualdad de Género.
  • La Ley 14/2013 que obliga al empresario a gestionar la prevención cuando haya 25 trabajadores o más en un centro de trabajo.

A pesar de que la legislación es muy extensa y se ha publicado para aclarar o detallar aquellos puntos que quedaban más en el aire, lo cierto es que todavía existen una serie de preguntas frecuentes sobre la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que queremos concentrar y responder en este artículo.

 

 

¿Qué es la “Prevención de riesgos laborales”?

¿Qué responsabilidad tiene el empresario en la Prevención de Riesgos Laborales?

¿Cómo aplica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a los trabajadores autónomos?

¿Qué consecuencias tiene para un empresario no cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?

¿A qué están obligados los empleados en materia Prevención de Riesgos Laborales?

¿Cómo se realiza una evaluación de riesgos?

¿Qué obligaciones existen en materia de epis?

¿Qué obligaciones tiene una empresa de trabajo temporal en materia de Prevención de Riesgos Laborales?

 

¿Qué es la “Prevención de riesgos laborales”?

La prevención de riesgos laborales busca mejorar la seguridad y salud de los trabajadores en un entorno laboral mediante la identificación de los riesgos a los que pueden estar expuestos y  aplicar un conjunto de medidas, para cada momento de la actividad, con el fin de disminuir esos riesgos en el trabajo.

¿Qué responsabilidad tiene el empresario en la Prevención de Riesgos Laborales?

El empresario tiene la obligación de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. Para ello debe incorporar la Cultura preventiva a la empresa con la estructura pertinente que facilite la adopción de las medidas que se requieran  para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores. Para ello debe elegir entre una de las tres modalidades preventivas que existen y que implican:

  • Encargarse personalmente de la actividad preventiva.
  • Encargarle a uno o varios trabajadores esa actividad.
  • Crear un servicio de prevención propio en la empresa.
  • Contratar un servicio de prevención ajeno.

Esta última modalidad acostumbra a ser la más elegida por las organizaciones para realizar la actividad preventiva que, en cualquiera de los casos anteriores, debe perseguir los siguientes aspectos:

  • Evitar los riesgos.
  • Evaluar los riesgos.
  • Combatir los riesgos antes de que se produzcan.
  • Adaptar el trabajo a la persona, sus lugares de trabajo y las herramientas necesarias para el desempeño de su actividad.
  • Eliminar las peligrosidades siempre que existan alternativas menos peligrosas.
  • Planificar la prevención.
  • Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
  • Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.


¿Cómo aplica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a los trabajadores autónomos?

Los trabajadores autónomos cuentan con mucha normativa específica que les aplica más allá de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La ley específica del Autónomo es la Ley 20/2007 del Estatuto de los Trabajadores Autónomos. También se regula sus obligaciones y derechos en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y en el Real Decreto 171/2004 para la Coordinación de Actividades Empresariales.

También les aplica normativa específica del sector de la construcción como puede ser el Real Decreto 1627/ 1997 que marca las disposiciones mínimas de seguridad y salud en obras de construcción.

En cualquier caso, el trabajador autónomo NO debe disponer de un Plan de Prevención ya que no existe obligación de tener una modalidad de organización preventiva aunque, si decide tenerlo, lo más habitual es hacerlo a través de un Servicio de Prevención Ajeno o personalmente.

Por el contrario, el RD 171/2004 para la Coordinación de Actividades Empresariales sí que marca la obligatoriedad de que el autónomo informe a otras empresas con las que concurra en un mismo centro de trabajo de los riesgos de su actividad para lo que debe disponer de una evaluación de riesgos. Este documento de Evaluación de Riesgos puede ser elaborado por el mismo trabajador, si bien, lo más habitual es que el autónomo recurra a un Servicio de Prevención Ajeno acreditado.

¿Qué consecuencias tiene para un empresario no cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?

La Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, en su artículo 39 del RD Legislativo 5/2000, establece las cuantías para las sanciones por infracciónes leves, graves y muy graves en materia de prevención de riesgos laborales:

Infracciones leves:

Grado Mínimo: 40€ a 405€

Grado Medio: 406€ a 815€

Grado Máximo: 816€ a 2.045€

Infracciones graves:

Grado Mínimo: 2.046€ a 8.195€

Grado Medio: 8.196€ a 20.490€

Grado Máximo: 20.491€ a 40.985€

Infracciones muy graves:

Grado Mínimo: 40.986€ a 163.955€

Grado Medio: 163.956€ a 409.890€

Grado Máximo: 409.891€ a 819.780€

¿A qué están obligados los empleados en materia Prevención de Riesgos Laborales?

Los empleados deben velar por que se cumplan las medidas preventivas que se hayan estipulado así como seguir las instrucciones del empresario. Estas obligaciones podrían reducirse a:

  • Usar toda la maquinaria y equipos de trabajo de forma adecuada.
  • Utilizar los equipos de protección individual que les haya entregado el empresario siguiendo las instrucciones.
  • No desactivar y usar de forma adecuada los dispositivos que se hayan instalado en el centro de trabajo para garantizar la seguridad.
  • Informar de forma proactiva a sus superiores sobre cualquier situación que pueda suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores.
  • Contribuir al cumplimiento de las obligaciones, establecidas por la autoridad competente, con el fin de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo.
  • Cooperar con el empresario para que éste pueda garantizar unas condiciones de trabajo que sean seguras y no entrañen riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores.


¿Cómo se realiza una evaluación de riesgos?

La normativa establece unos pasos básicos que se deben seguir en cualquier evaluación de riesgos:

  1. Recabar información sobre:
  • Empresa, características y complejidad del trabajo.
  • Materias primas y equipos con los que se realiza la actividad de la empresa.
  • Estado de salud de los empleados.
  1. Utilizar la información para poder establecer:
  • Los peligros para la salud que pueden darse en cada trabajo.
  • Los puestos de trabajo que están expuestos a dichos peligros.
  1. Valorar y calificar cada riesgo utilizando:
  • Criterios objetivos
  • Conocimientos técnicos e informes
  • Opinión de los trabajadores para alcanzar un consenso.

 

¿Qué obligaciones existen en materia de epis?

Por una parte, el empresario tiene la obligación de proporcionar los equipos de protección individual, si se ha detectado un riesgo, y los empleados están obligados a usarlos. Es para esto que es necesaria la evaluación de riesgos, ya que en ella se debe señalar la necesidad de emplear un determinado equipo de protección individual.

Como el empresario tiene la obligación de proporcionar el EPI, esta entrega debe ir acompañada de un protocolo que incluya las instrucciones de uso y un documento firmado por el trabajador. De esta manera se puede hacer un seguimiento en caso de accidente.

¿Qué obligaciones tiene una empresa de trabajo temporal en materia de Prevención de Riesgos Laborales?

La ETT debe recabar la información de su empresa cliente sobre los riesgos laborales que afectan a un puesto de trabajo e informar debidamente al trabajador. Además, deberá acreditar ante la empresa usuaria de sus servicios de que el trabajador cuenta con la formación requerida, no sólo preventiva sino de las actividades que deberá realizar.

En caso de que el trabajador no tenga esa formación, es la ETT quien deberá facilitar dicha formación al trabajador, antes de la puesta a disposición. En cuanto a las revisiones médicas que velen por la salud de los empleados, la responsable de realizar esta vigilancia es la empresa de trabajo temporal, aunque el trabajador este prestando sus servicios en una empresa cliente de la ETT.

 

Otra de las cuestiones más recurrentes, aunque no tiene que ver tan estrictamente con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es saber qué documentación acostumbra a solicitar la Inspección de trabajo.  Si quieres ampliar tu conocimiento al respecto, no dudes en acceder a la documentación que puede solicitar la Inspección de Trabajo y que encontrarás en el siguiente informe de forma gratuita.

 

documentos inspección de trabajo

Si deseas ampliar la información sobre Prevención de Riesgos Laborales, no dudes en contactar con el equipo de consultores de CTAIMA Outsourcing & Consulting, S.L . Y si necesitas automatizar los procesos de tu plan de riesgos, tanto para los trabajadores de tu plantilla como para los de tus contratas, tal y como obliga el Real Decreto 171/2004 de la Coordinación de Actividades Empresariales, la solución perfecta es CTAIMACAE. Esta  aplicación web es cada vez más demandada por las compañías para gestionar la Coordinación de Actividades Empresariales, independientemente de su tamaño o sector, mejorando su competitividad y productividad, y garantizando el cumplimiento legal y la mejora continua en sus organizaciones.

Compartir en

Deja un comentario

close

Conviértete en

Experto en Coordinación de Actividades Empresariales


Un perfil cada vez más demandado por las empresas