Tiempo de lectura: 5 minutos

La aportación de conocimiento acerca de la generación y dinámica de los aerosoles originados a partir de las vías respiratorias humanas, obliga a revisar los conceptos utilizados de forma tradicional en la Salud Pública, así como analizar su implicación en la transmisión del COVID. Al respecto de esta revisión, el Ministerio de Sanidad ha publicado el Documento Técnico “Evaluación del riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 mediante aerosoles. Medidas de prevención y recomendaciones

Este documento recoge el trabajo de un grupo de expertos en aerosoles y en transmisión y prevención de las enfermedades infecciosas que ha revisado las evidencias científicas y realizado una evaluación del riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 por aerosoles y de la eficacia de las medidas de protección. El grupo de expertos considera demostrado que SARS-CoV-2 se transmite mediante aerosoles que contienen virus viables generados por la persona infectada, especialmente en espacios cerrados y mal ventilados.

A lo largo del artículo vamos a dar respuesta a las preguntas más frecuentes que sobre esta temática pueden plantearse los técnicos de prevención, en el ejercicio de aplicar las mejores técnicas preventivas para evitar contagio.

Plan contingencia COVID-19

¿Qué es un aerosol?

Los aerosoles son partículas que están suspendidas en el aire. Cuando los humanos respiran, hablan, cantan, tosen o estornudan, las gotitas respiratorias emitidas se mezclan en el aire circundante y forman un aerosol. Debido a que las gotas más grandes caen rápidamente al suelo, los aerosoles respiratorios a menudo se describen como formados por gotas más pequeñas de menos de 5 micras

¿Es posible el contagio por aerosol?

A la vista de las evidencias encontradas hasta la fecha, en base al documento publicado por el Ministerio de Sanidad se puede establecer que existen evidencias científicas consistentes que permiten afirmar que la transmisión del virus SARS-CoV-2 por aerosoles debe considerarse una vía de transmisión. Es decir:

  • Los aerosoles generados por personas con infección activa por SARS-CoV-2 contienen virus viables.
  • Los virus contenidos en los aerosoles tienen capacidad de generar infección sobre todo en determinadas circunstancias: en proximidad al caso índice durante tiempo prolongado y en espacios cerrados y mal ventilados.
  • Los tejidos diana son accesibles, para aerosoles de cualquier tamaño con puertas de entrada en cualquier lugar del tracto respiratorio

¿ Qué factores se incluyen en el riesgo de generación y transmisión de aerosoles con COVID?

Por parte de la persona infectada en su periodo de transmisibilidad (Emisor):

  • Carga viral de la persona infectada
  • Concentración y tamaño de los aerosoles emitidos
  • Tiempo de emisión

Por parte de la persona susceptible (Receptor):

  • Volumen de aire inhalado
  • Tiempo de exposición
  • Concentración viral en los aerosoles inhalados
  • Posición y distancia del emisor

¿Cuándo existe mayor riesgo?

El máximo riesgo de emisión de partículas virales infectivas en cantidad suficiente para producir una transmisión a otra persona a través de aerosoles, sería entre los dos días antes y 8 días después del inicio de síntomas.

Igualmente, las personas asintomáticas durante los 10 días de su periodo de transmisibilidad pueden emitir partículas infectivas en aerosoles. El riesgo de esta transmisión aumentaría en función de los siguientes factores:

  • Volumen de habla alto del emisor
  • Actividad física intensa
  • Ausencia de mascarilla bien ajustada
  • Número elevado de personas en un mismo espacio
  • Disminución de distancia interpersonal
  • Aumento del tiempo de emisión y exposición
  • Ausencia de ventilación en ambientes interiores

¿Qué medidas preventivas hemos de aplicar?

Las medidas de prevención para evitar la transmisióndel virus SARS-CoV-2 deben seguir una estrategia combinada de medidas de protección, de forma que el uso conjuntode más de una medida permita alcanzar una mejor protección (figura 13). Hay que tener en cuenta que ninguna de las medidas de protección es 100% eficaz por sí misma para evitar la transmisión.

Uso de mascarilla obligatorio, ya que reduce la emisión de aerosoles generados al respirar, hablar, gritar, toser o estornudar

En lugares donde no es posible usar la mascarilla, como los restaurantes mientras se está comiendo, es recomendable mantener unos niveles de ruido bajos (no poner música ni televisión) con objeto de reducir el tono de voz de las personas, reduciendo de este modo la emisión de aerosoles

Distancia: La concentración de aerosoles es superior a distancias cortas de la persona emisora, de ahí la recomendación de aumentar la distancia física interpersonal, que también es una medida efectiva para reducir el riesgo de contagio por emisiones respiratorias de gran tamaño

Se recomienda un uso prioritario de los espacios abiertos.

Para reducir el riesgo de transmisión de patógenos mediante aerosoles en ambientes interiores es efectivo mejorar la ventilación (natural o mecánica) así como utilizar sistemas fiables de limpieza de filtros y purificación de aire. No olvidar que la ventilación mecánica, la filtración y purificación del aire y los tratamientos germicidas deben realizarse con la supervisión de personal técnico especializado.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias 


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}