Obligaciones autónomo CAE

Un total de 780 trabajadores fallecieron en accidente laboral en 2020, 13 más que en 2019, lo que implica un aumento en valores relativos del 1,9%, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. De estos 75, casi un 10%, fueron trabajadores autónomos. En conjunto, se contabilizaron 485.365 accidentes laborales con baja, lo que supone un descenso del 23,6% respecto al número de siniestros registrados de 2019. Entre ellos, 454.967 los sufrieron asalariados (-24,3%) y 30.398 correspondieron a trabajadores autónomos (-12,2%). (Ver análisis en profundidad)

El 2021 sigue con una alta tasa de accidentalidad, también en el colectivo autónomo. Al hilo del último accidente mortal de este colectivo los sindicatos denunciaban la situación en la que se encontraban muchos autónomos, en ERTE o del desempleo se ven obligados a trabajar en condiciones precarias y sin estar dados de alta en la Seguridad Social.

A estos datos de siniestralidad hemos de añadir las dificultades en su gestión en materia de Seguridad y Salud debido a los diversos escenarios legales que, en materia preventiva podemos encontrarnos:

  1. Trabajador autónomo sin trabajadores a su cargo
  2. Trabajador autónomo que trabaja en concurrencia con otros trabajadores o es subcontratado
  3. Trabajador autónomo subcontratado para obra.
errores en la CAE

El accidente de trabajo y el trabajador autónomo

 ¿Qué se considera accidente de trabajo?

A los efectos de su cobertura por el Sistema de la Seguridad Social, se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador autónomo sufra con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional que desarrolle y que determine su inclusión en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. 

¿Qué no se considera accidente de trabajo?

  • Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente.
  • Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador.
  • Salvo prueba en contrario, cuando haya ocurrido fuera del desarrollo de la actividad profesional de que se trate.

El trabajadores autónomos tienen reconocidas las mismas prestaciones y coberturas por incapacidad que los trabajadores que pertenecen al Régimen General de la Seguridad Social.

  • Accidente de trabajo: Accidente ocasionado en el lugar de trabajo o por motivos derivados de la realización de este trabajo. La Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo modificó el artículo 316 de la LGSS incluyendo accidente in itinere
  • Enfermedad profesional: Se entiende por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por el autónomo en la actividad en la cual está incluido en el campo de aplicación del régimen especial, que esté provocada por la acción de los elementos y sustancias y en las actividades contenidos en la lista de enfermedades profesionales (consultar BOE RD 1299/2006).
  • Enfermedad común: Enfermedad contraída de forma ajena al trabajo profesional y que no guarda relación con él.

¿Qué obligaciones tiene el trabajador autónomo a nivel preventivo?

En este marco de relaciones laborales, no hay que olvidar, que la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales tiene un ámbito de aplicación en el cual están incluidos los trabajadores autónomos. Ahora bien, cabe destacar que existen matices con respecto a esta ley. Para los trabajadores autónomos que no tienen trabajadores a su cargo, la Ley 31/1995 no es de aplicación, pero sí lo es cuando el trabajador autónomo tiene trabajadores a su cargo, es decir, cuando trabaja en coordinación con otros autónomos o cuando es subcontratado por otras empresas. 

1. El trabajador autónomo

El trabajadores autónomos tendrán que cumplir el marco legal en materia preventiva, definido en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos laborales y reales decretos vinculantes. La única excepción que recoge la normativa es la de los trabajadores por cuenta propia sin empleados a su cargo, que no compartan centro de trabajo con ninguna otra empresa ni realicen trabajos para otro negocio.

2. La CAE y el trabajador autónomo

El Estatuto del trabajo autónomo aprobado por la Ley 20/2007, de 11 julio, en materia de coordinación de actividades preventivas, a través de su artículo 8.3, remite expresamente a los artículos 24.1 y 24.2 de la Ley31/95 de Prevención de Riesgos Laborales que regulan la concurrencia de trabajadores de varias empresas en un mismo centro de trabajo. Se ha de sumar el Capítulo II del Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, regulan la concurrencia de trabajadores de varias empresas en un mismo centro de trabajo.

El deber de cooperación del trabajador autónomo

El deber de cooperación en la aplicación de la normativa de prevención de riesgos laborales establece deber de información recíproca sobre los riesgos específicos y la obligación del autónomo de cumplir las instrucciones que le da el titular. Es decir, la concurrencia del trabajador autónomo con otros trabajadores en un mismo centro de trabajo le sitúa en una triple posición jurídica:

1. Tiene la obligación de informar acerca de los riesgos que proyecta sobre los demás, información que se facilitará por escrito cuando los riesgos sean graves o muy graves. Para poder cumplir esta obligación es preciso que el trabajador autónomo identifique los riesgos de su actividad y lleve a cabo una calificación de los mismos con objeto de determinar si la información debe o no facilitarse por escrito: evaluación de riesgos

2. Tendrá el derecho a ser informado acerca de los riesgos que proyectan los demás trabajadores concurrentes sobre él, así como sobre las situaciones de emergencia que se produzcan, información que facilitará a sus trabajadores por cuenta ajena (en su caso). Para que el ejercicio de este derecho sea eficaz, el trabajador autónomo requiere formación en prevención de riesgos laborales que le permita asimilar la información facilitada, obligación o requerimiento del empresario titular.3. El trabajador autónomo concurrente, en correspondencia con el deber del empresario, tendrá que

  1. Tener en cuenta la información recibida del empresario titular del centro de trabajo
  2. Cumplir las instrucciones dadas por el titular del centro de trabajo. Deberían ser, como ejemplo: señalización y limitación de acceso zonas especialmente peligrosas del centro de trabajo y especificaciones relativas al uso de máquinas, equipos…
  3. Trasladar esta información e instrucciones a los trabajadores a su cargo (en su caso).

El deber de vigilancia del empresario principal y el trabajador autónomo

El artículo 24.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Capítulo III del Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, prevé la concurrencia de trabajadores de varias empresas en un centro de trabajo del que un empresario es titular. En este caso el empresario titular del centro debe informar a las empresas y a los trabajadores autónomos concurrentes sobre los riesgos propios del centro de trabajo que puedan afectar a las actividades por ellos desarrolladas, así como de las medidas preventivas y de emergencia.

En los supuestos de concurrencia de trabajadores de varias empresas en un centro de trabajo cuando existe un empresario principal, el artículo 8.4 del Estatuto del Trabajo Autónomo señala que: “Las empresas que contraten con trabajadores autónomos la realización de obras y servicios correspondientes a la propia actividad de aquéllas, y que se desarrollen en sus propios centros de trabajo deberán vigilar el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales por estos trabajadores.» En función de ello, podrá requerir al trabajador autónomo toda evidencia escrita relativa a su nivel de cumplimiento en materia preventiva, siendo considerado a tal efecto una empresa más.

En caso de alguna de las dos partes incumpla las obligaciones a las que se ha hecho referencia anteriormente asumirán las obligaciones indemnizatorias de los daños y perjuicios ocasionados, siempre y cuando exista relación causal directa entre tales incumplimientos y los perjuicios y daños causados, tal y como dispone el artículo 8.6 del Estatuto del Trabajador Autónomo. Por su parte, en el ámbito de la construcción el artículo 11.2 del Real Decreto 1627/1997 establece la responsabilidad solidaria de contratistas y subcontratistas respecto de la correcta ejecución por el trabajador autónomo por ellos contratado de las medidas preventivas fijadas en el plan.

3. El autónomo y la coordinación de actividades en Obras de construcción

Además de las obligaciones y derechos en materia de coordinación de actividades empresariales descritas en el apartado anterior, en el sector de la construcción existen una serie de obligaciones específicas que vienen establecidas en su normativa de desarrollo RD 1627/1997 que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en obras de construcción. El artículo 12 del RD 1627/97 señala que los trabajadores autónomos estarán obligados a:

  1. Aplicar los principios de la acción preventiva que se recogen en el artículo 15 de la Ley 31/1995
  2. Cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y salud establecidas en el anexo IV del RD 1627/1997, durante la ejecución de obra
  3. Cumplir las obligaciones en materia de prevención de riesgos para los trabajadores según lo indicado en el  artículo 29, apartados 1 y 2 de la Ley 31/1995
  4. Ajustar su actuación en la obra conforme a los deberes de coordinación de actividades empresariales establecidos en el art.24 de la Ley 31/1995
  5. Utilizar los equipos de trabajo en base a lo dispuesto en el RD 1215/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
  6. Elegir y utilizar equipos de protección individual en los términos previstos en el RD 773/1997, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual
  7. Atender las indicaciones y cumplir las instrucciones del coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de obra o, en su caso, de la dirección facultativa.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias 


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}