¿Puede el empresario solicitar información de salud COVID19 a sus trabajadores propios, subcontratados y visitas?

LinkedIn Pinterest +

El coronavirus es una enfermedad de declaración obligatoria urgente a las autoridades sanitarias. Además los establecimientos públicos y privados tienen la obligación de proporcionar la información que dispongan o les pueda ser solicitada relativa a la identificación y datos de personas de contacto que puedan verse potenciadas tras la detección de un posible positivo.

Esta situación descrita, impone una serie de obligaciones al titular de un centro de trabajo y multíples cuestiones relacionadas relativas a la solicitud , tratamiento y custodia de datos de salud, según la relación laboral establecida (trabajador propio, visita, contratistas…). A lo largo de este artículo se desarrollan las consultas tramitadas por la Agencia Española de Protección de datos relativas con la solicitud de datos de salud COVID-19

¿Puede el empresario tratar la información de un trabajador, para saber si está infectado o no por el Coronavirus?

SI. En aplicación de lo establecido en la normativa sanitaria, laboral y, en particular, de prevención de riesgos laborales, los empleadores podrán tratar, de acuerdo con dicha normativa y con las garantías que establecen, los datos del personal necesarios para garantizar su salud y adoptar las medidas necesarias por las autoridades competentes, lo que incluye igualmente asegurar el derecho a la protección de la salud del resto del personal y evitar los contagios en el seno de la empresa y/o centros de trabajo que puedan propagar la enfermedad al conjunto de la población.

Uso de la Información: La empresa podrá conocer si la persona trabajadora está infectada o no, para diseñar a través de su servicio de prevención los planes de contingencia que sean necesarios, o que hayan sido previstos por las autoridades sanitarias.

Otros aspectos: Esa información también puede ser obtenida mediante preguntas al personal. Sin embargo, las preguntas deberían limitarse exclusivamente a indagar sobre la existencia de síntomas, o si la persona trabajadora ha sido diagnosticada como contagiada, o sujeta a cuarentena.

¿Se puede transmitir esta información al personal de la empresa?

SI. Siempre que la información debería proporcionarse sin identificar a la persona afectada a fin de mantener su privacidad, si bien, podría transmitirse a requerimiento de las autoridades competentes, en particular las sanitarias.
La información debe proporcionarse respetando los principios de finalidad y proporcionalidad y siempre dentro de lo establecido en las recomendaciones o instrucciones emitidas por las autoridades competentes, en particular las sanitarias.

¿Se pueden tratar los datos de salud relacionados con el coronavirus de las personas trabajadoras?

SI: Para cumplir las decisiones sobre la pandemia de coronavirus que adopten las autoridades competentes, en particular las sanitarias, la normativa de protección de datos no debería utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten dichas autoridades en la lucha contra la pandemia.

La normativa de protección de datos permite adoptar las medidas que sean necesarias para salvaguardar los intereses vitales de las personas físicas, el interés público esencial en el ámbito de la salud, la realización de diagnósticos médicos, o el cumplimiento de obligaciones legales en el ámbito laboral, incluido el tratamiento de datos de salud sin necesidad de contar con el consentimiento explícito el afectado.
En todo caso, el tratamiento de estos datos debe observar los principios establecidos en el RGPD, en particular los de minimización, limitación de la finalidad y minimización de la conservación.

¿Se puede solicitar a los trabajadores contratistas o visitas si presentan sintomatología relacionada con el coronavirus?

Con independencia de que las autoridades competentes, en particular las sanitarias, establezcan estas medidas por una cuestión de Salud Pública y que así lo comuniquen a los centros de trabajo, los empleadores tienen la obligación legal de proteger la salud de las personas trabajadoras y mantener el lugar de trabajo libre de riesgos sanitarios, por lo que estaría justificada la solicitud de información a los empleados y visitantes externos sobre síntomas o factores de riesgo sin necesidad de pedir su consentimiento explícito (RGPD y Ley de Prevención de Riesgos Laborales).

Uso de la Información: Debería responder al principio de proporcionalidad y limitarse exclusivamente a preguntar por las últimas 2 semanas, o si se tiene alguno de los síntomas de la enfermedad. Resultaría contrario al principio de minimización de datos la utilización de cuestionarios de salud extensos y detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la enfermedad.

Compartir en

Deja un comentario