Guantes contra Riesgo mecánico

Debido a que las manos están implicadas en la gran mayoría de actividades que realizamos, son una parte del cuerpo con mayor probabilidad de sufrir un daño. A pesar de ello, quizá por la escasa percepción de los riesgos laborales a los que se está expuesto, suele descuidarse la protección de las manos. Las lesiones pueden materializarse en multitud de formas (cortes, quemaduras, daños por contacto con productos químicos o contactos eléctricos, picaduras, pinchazos, desgarros, choques, aplastamientos, etc) . Todo ello hace que los guantes de protección sean uno de los equipos de protección individual (EPI) más habituales en multitud de trabajos.

La transmisión de información en concurrencia de actividades empresariales

De todos los riesgos laborales, se entiende por riesgo mecánico, el conjunto de factores físicos que pueden dar lugar a una lesión por la acción mecánica de elementos, de máquinas, herramien­tas, piezas a trabajar o materiales proyectados, sólidos o fluidos. Bajo esta amplia definición vemos que el riesgo mecánico está presente en muchas de las operaciones realizadas habitualmente en trabajos de mantenimiento, operaciones de transporte y manipulación de cargas, entre otras. Actividades, en la mayoría de ocasiones subcontratadas, realizadas por personal especialista.

Tanto el empresario titular, quien tiene que informar de los riesgos de los lugares de trabajo donde se ejecutarán las actividades subcontratadas como el empresario contratista, quien informará de los riesgos de su actividad; pueden tener que compartir la información derivada de los riesgos mecánicos y, en consecuencia, de los guantes de protección a utilizar o exigir. Por lo tanto, la información derivada de esta NTP 1146 será muy importante, en base a la cual se puede certificar la elección del guante óptimo

El riesgo mecánico. Primera causa de lesión en 2019

Informe anual de accidentes de trabajo en España. INSST 2019

Analizando con profundidad el Informe Anual de Accidentes de trabajo en España se observa la forma en que se produjo el accidente como la acción que produjo dicha lesión o el contacto con el agente que produjo la lesión. Las formas de accidente más frecuente fueron: los Sobreesfuerzos físicos (35,5%); los Golpes o choques contra un objeto inmóvil (trabajador en movimiento) (25,0%); los Choques o golpes contra objeto en movimiento (15,7%); y Contacto con “agente material”, cortante, punzante (10,4%) . Es decir, más del la mitad asociados a riesgo mecánico.

El INSST Publica la NTP 1146: Guantes de Protección Contra Riesgos Mecánicos

Una Nota Técnica de Prevención es un documento publicado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), cuyo contenido no es vinculante ni de obligado cumplimiento que desarrolla un aspecto temático dentro de las cuatro disciplinas preventivas, en cumplimiento del marco normativo en materia de prevención de riesgos laborales.

El INSST ha publicado en enero 2021 la NTP 1146: Guantes de Protección Contra Riesgos Mecánicos Esta Nota Técnica de Prevención en se abordan los aspectos de mayor relevancia sobre la protección ofrecida por los guantes diseñados para hacer frente a los riesgos mecánicos, incluidos en el ámbito de aplicación de la Norma UNE-EN 388:2016+A1:2018

Actualiza la NTP 882 a nivel de normativa y evolución técnica de este tipo de guantes y detalla aspectos recogidos en la NTP 747: Guantes de Protección, requisitos generales

¿Qué pasos se han de elegir en la elección del guante adecuado?

Paso 1. La existencia del riesgo. Evaluación de riesgos

Los guantes deben seleccionarse basándose en la evaluación de riesgos (art. 16 Ley 31/1995 prevención de riesgos laborales), que implica la identificación de los peligros y la determinación del riesgo por exposición a esos peligros. Dicha evaluación determinará las propiedades relevantes y niveles de prestación aceptables, para aislar del riesgo mecánico.

Paso 2. Definición de las características del guante

Una vez determinado que el EPI necesario para aislarle del riesgo mecánico se trata de un guante, se deben definir las características que éste ha de cumplir en relación con los riesgos (art. 6 del Real Decreto 773/1997). Tales características son, a grandes rasgos: un diseño adecuado que no obstaculice el desarrollo del trabajo, la selección de un tipo de protección coherente con el riesgo y, dentro de cada tipo de protección, un nivel de prestación adecuado.

Para ello se deberá tener en cuenta la información suministrada por el fabricante, y en caso de duda, recabar del mismo la información necesaria para determinar cómo afectan las condiciones de trabajo a la durabilidad y las prestaciones del guante. Además, sin perjuicio de lo anterior, deberá tenerse siempre en cuenta la experiencia previa de la organización en el trabajo de selección y uso de guantes de protección en el trabajo.

¿Qué niveles de prestación se encuentran en el mercado?, ¿cuál es el más adecuado al tipo de trabajo a realizar?, ¿dónde encontrar esta información?

La elección del guante de protección. El nivel de prestación

Si fuera necesario el uso de Guantes de protección, la selección de los mismos debe basarse en los resultados de la Evaluación y los niveles de prestación necesarios definidos en la misma.

La norma de requisitos generales de guantes es la UNE-EN 388: 2016 + A1 : 2018. (UNE-EN-388) la cual especifica cuales son los requisitos que deben cumplir, los métodos de ensayo y el marcado e informa­ción que debe suministrar el fabricante. De esta información, nos interesará ante todo el Nivel de prestación

Se define el nivel de prestación, como el número que designa una categoría particular o un rango de presta­ción, mediante el cuál pueden graduarse los resultados de un ensayo. Un nivel alto, corresponde con una mayor protección. En la Norma UNE-EN388, los niveles de prestación, varían de 1 a 4 en orden creciente de protección, salvo la protección contra el corte por cuchilla, que estará entre 1y 5, y el ensayo TDM, para el que los niveles se denotan con las letras A a F. Más información, consultar la NTP 747

El alcance de estos niveles de prestacción determinarán la decisión final de compra. Existen 5 niveles:

  • Resistencia a la abrasión
  • Resistencia al corte por cuchilla
  • Resistencia al rasgado
  • Resistencia a la perforación
  • Otros parámetros

Resistencia a la abrasión

El riesgo de abrasión se puede entender desde dos perspectivas. Se puede considerar desde el punto de vista del desgaste, durabilidad o resistencia del material o del tejido del guante, de tal manera que pierda su propia integridad, y por tanto no tenga sentido su uso. Por otro lado, puede entenderse desde el punto de vista de la protección en sí misma al usuario, ante situaciones en las que una fuerte abrasión, puede provocar el desgaste o rotura total del material y generar lesiones en la piel.

En aquellos trabajos en los que la evaluación de riesgos haya puesto de manifiesto que existe un elevado riesgo de abrasión en las manos, será necesario el uso de guantes de protección con un alto nivel de prestación, siempre que no sea posible eliminar o reducir suficientemente dicho riesgo por otros medio. Son 4 los niveles

Resistencia al corte por cuchilla

El riesgo de corte al que se refiere la Norma UNE-EN 388 atañe a aplicaciones en las que se manejan finas superficies cortantes, tales como chapas, filos metálicos, etc. Este riesgo de corte, por tanto, puede existir en todos aquellos trabajos de construcción, forja, chapistería, etc. donde existan elementos cortantes que deban ser manipulados.

El índice de corte es el utilizado para establecer los niveles de prestación (ver tabla 2), de forma que a mayor índice, mayor es el número de ciclos que la cuchilla ha necesitado para cortar el guante y, por lo tanto, mayor es la resistencia de éste al corte

Resistencia al rasgado

Se podría definir rasgado como la rotura de un material que se produce cuando diferentes partes del mismo son sometidas a fuerzas en diferentes direcciones y con suficiente magnitud, y suele producirse a lo largo de la dirección en la que el material es más débil.

Hay que tener en cuenta que a mayor fuerza, mayor nivel de resistencia del guante contra el rasgado, pero también se incrementa, el riesgo de atrapamiento en caso de contacto con un elemento móvil

Resistencia a la perforación

El riesgo de perforación, hace referencia a aquellas situaciones en las cuales, en la realización de la tarea, se pueda estar en contacto con superficies o elementos punzantes, tales como hierros, palos en punta, astillas, etc., capaces de atravesar el material del guante y provocar una herida en la mano.

En función de la fuerza de perforación requerida en Newtons (N), se establecen cuatro niveles de prestación. Cuanto mayor sea la fuerza requerida, mayor será el nivel de prestación y por tanto la protección.

Otras resistencias /ensayos

Resistencia al corte TDM

Resultaría el ensayo de referencia para evaluar la protección contra el corte en aquellos tejidos que muestran una resistencia suficientemente alta como para em-botar la cuchilla en el ensayo de corte , que ya estaba presente en anteriores versiones de la Norma UNE-EN 388

Protección contra el impacto

Si bien para poder certificar el guante con respecto a la UNE-EN 388, se debe haber alcanzado el nivel mínimo en al menos uno de los ensayos mencionados más arriba, exis-te un requisito adicional que, de forma opcional, ofrece la posibilidad de declarar una protección contra el impacto

¿Dónde encontrar la información de protección de un guante?

El marcado

En el marcado se resumen la naturaleza de la protección que ofrece el guante, la norma frente a la que ha sido certificada y los niveles de protección obtenidos.

Aparecerán junto al pictograma, en primer lugar las cifras correspondientes a los niveles de prestación obtenidos para la protección contra la abrasión, el corte por cuchilla, el rasgado y la perforación. A continuación aparecería la letra correspondiente al nivel de prestación obtenido en el ensayo de corte TDM. Si alguno de los ensayos realizados arrojan un resultado inferior al correspondiente al nivel 1, se marcaría la propiedad con el valor 0.

Folleto informativo

La información destinada al usuario debe acompañar a cada par de guantes o al menos a cada unidad de embalaje comercial.

Normativa

  • LEY 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales.
  • Real Decreto 773/1997de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual.
  • Reglamento (UE) 2016/425, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, relativo a los equipos de protección individual y por el que se deroga la Directiva 89/686/CEE del Consejo.
  • UNE EN 420:2004+A1:2010. Guantes de protección – Requisitos generales y métodos de ensayo.
  • UNE EN 388:2016+A1:2018 (Ratificada). Guantes de protección contra riesgos mecánico

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias 


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}