Obligaciones del empresario europeo que desplaza sus trabajadores a España

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Trabajador extranjeroLa Ley 45/1999 establece las condiciones mínimas de trabajo que los empresarios deben garantizar a sus trabajadores desplazados temporalmente a España en el marco de una prestación de servicios transnacional, cualquiera que sea la legislación aplicable al contrato de trabajo. Las obligaciones de empresario contratistas y contratantes variarán según el origen de la empresa extranjera que va a ejecutar el servicio. En este artículo se abordan las obligaciones del empresario (empresa extranjera) que desplaza a sus trabajadores a España:

• Comunicar el desplazamiento, antes de su inicio, a la autoridad laboral española competente del territorio donde se vayan a prestar los servicios, siempre que la duración de dicho desplazamiento sea superior a 8 días.

• Garantizar a los trabajadores, cualquiera que sea la legislación aplicable al contrato de trabajo, las condiciones de trabajo previstas por la legislación laboral española relativas a:
a) El tiempo de trabajo, en los términos previstos en los artículos 34 a 38 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, texto refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995.
b) La cuantía del salario, en los términos a que se refiere el artículo 4 de la Ley 45/1999.
c) La igualdad de trato y la no discriminación directa o indirecta por razón de sexo, origen, incluido el racial o étnico, estado civil, edad dentro de los límites legalmente marcados, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato y a sus acuerdos, vínculos de parentesco con otros trabajadores en la empresa, lengua o discapacidad, siempre que los trabajadores se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.
d) El trabajo de menores, de acuerdo con lo establecido en el artículo 6 del Estatuto de los Trabajadores.
e) La prevención de riesgos laborales, incluidas las normas sobre protección de la maternidad y de los menores.
f) La no discriminación de los trabajadores temporales y a tiempo parcial.
g) El respeto de la intimidad y la consideración debida a la dignidad de los trabajadores, comprendida la protección frente a ofensas verbales o físicas de naturaleza sexual.
h) La libre sindicación y los derechos de huelga y de reunión.

Fuente: Guía de gestión de la prevención en el proceso de Internacionalización de las empresas. Foment Prevención de Riesgos Laborales

Compartir en

Deja un comentario

close

Conviértete en

Experto en Coordinación de Actividades Empresariales


Un perfil cada vez más demandado por las empresas