¿Cómo elegir la formación para que mis empleados tengan cubiertas las necesidades preventivas?

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

La clave de todo plan preventivo es marcar objetivos, trazar estrategias y planes de acción para alcanzar metas. De la misma manera, es fundamental luego poder medir los indicadores de efectividad y actuación para la mejora continua. Dentro de esta planificación preventiva, la formación es una de las herramientas claves de éxito.

Con una oferta formativa cada vez más variada, elegir el curso adecuado a las necesidades preventivas de los diferentes perfiles de tu empresa puede resultar complicado.

La ley de prevención de riesgos laborales obliga a la formación

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales indica en el artículo 19 que el empresario deberá garantizar que todo trabajador disponga de la formación suficiente.
Esta formación deberá ser teórica y/o práctica en materia preventiva y deberá ser impartida en el momento de la contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de ésta, así como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe el trabajador o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo.

La formación deberá cumplir los siguientes requisitos:
– centrarse específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador
– adaptarse a la evolución de los riesgos o la aparición de otros nuevos
– repetirse periódicamente

Teniendo claras estas pautas, llega la hora de responder las siguientes preguntas: ¿Cómo elijo el curso adecuado?, ¿qué modalidad?, ¿me interesa hacer un curso puntual o seguir un itinerario preventivo, especialista?

¿Cómo elegir el curso que necesitas?

La respuesta a esta pregunta dependerá del objetivo que persigas: formar o sensibilizar.

En general, acostumbra a tener mejores resultados Sensibilizar. Es decir, que los conocimientos preventivos que se inculquen busquen la motivación del trabajador y que éste cambie rutinas inseguras en su trabajo y apueste de verdad por su seguridad y salud.

Para Sensibilizar, es mejor que apuestes por una formación dinámica y progresiva, donde el alumno sea el protagonista.

Si la formación de prevención de riesgos tiene una implicación sobre el cumplimiento legal de tu empresa, deberás tener en cuenta que la normativa y las prácticas preventivas evolucionan. Es por este motivo que necesitas diseñar un programa formativo continuo de forma que el trabajador esté siempre actualizado y concienciado.

En este caso, tu objetivo es tener un equipo actualizado y motivado.

Por ejemplo, es fundamental que tu equipo conozca la normativa vigente si en él hay personas que se dedican a la validación de la documentación que las empresas contratistas que acceden a tus instalaciones suben a una plataforma de coordinación de actividades empresariales. De lo contrario podrías es fundamental que para que esa validación sea ajustada a derecho.

Es importante que el centro que imparta esta formación no sólo esté certificado y acreditado como entidad formativa, sino que tenga experiencia en la materia a impartir, que cuente con un equipo especialista.

En cualquier caso, es establecer un plan. Tómate tu tiempo y piensa en los objetivos que te quieres marcar para 2020. Si te estás planteando mejorar y actualizar tus conocimientos en Cumplimiento Legal, Empresa Saludable y Prevención de Riesgos Laborales con especialidad en Coordinación de Actividades Empresariales CTAIMA ACADEMY tiene los cursos que estás esperando.

Formacion en PRL

Compartir en

Deja un comentario