En 2012 descendió la siniestralidad laboral en Cataluña en todas las tipologías de accidentes y sectores de actividad

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

imagesEl índice de incidencia de siniestralidad laboral en Cataluña (número de accidentes por cada 100.000 afiliados a la Seguridad Social) en 2012 ha bajado un 17,2% respecto al año anterior, y el descenso se ha registrado en todas las tipologías de accidentes y en todos los sectores de actividad. Así lo explicó en rueda de prensa el director general de Empleo y Relaciones Laborales de la Generalitat, Ramon Bonastre, quien destacó que eran datos positivos porque mantienen la tónica de descenso de los accidentes iniciada en 2008, aunque remarcó que hay que seguir trabajando para reducir la siniestralidad.
El índice de incidencia de los accidentes mortales ha bajado un 10,6%, el de los graves un 13,5%, y el de los leves un 17,22%. Por sectores, la industria es el sector donde más se ha reducido el índice de siniestralidad, con un 19,3% menos que en 2011, seguida de la construcción (-19,25%), los servicios (-14,28%) y la agricultura (-6,5%). En números absolutos, los accidentes de trabajo en 2012 descendieron un 20,13% respecto al año anterior, pasando de 92.304 a 73.719, de los que 73.084 fueron leves (-20,17%), 568 graves (-16,59%) y 67 mortales (-14,10%). El número de accidentes mortales se ha reducido en un 36,2% desde 2008, cuando se registraron 105; los graves han disminuido un 51% (1.161 hace cuatro años), y los leves un 50,1% (146.653 en 2008). En cuanto a los accidentes mortales en 2012, 36 corresponden al sector de los servicios, 21 a la industria, cinco a la construcción y cinco a la agricultura; y por tipología, 24 fueron por causas no traumáticas (derrames cerebrales e infartos) y los 43 restantes por causas traumáticas, 13 de ellos por accidentes de tráfico.
Bonastre  señaló que la caída del empleo es uno de los factores que explica el descenso de los accidentes en la construcción, e insistió en que el dato más significativo es el del índice de incidencia, porque se pondera con el total de empleados en cada momento. Avanzó que la Conselleria de Empresa y Empleo está elaborando el balance de la Estrategia Catalana de Salud Laboral 2009-2012 y en breve empezará a trabajar con los agentes sociales para definir la estrategia 2012-2015. Admitió que la implantación de la reforma laboral, que permite despedir por ausencias reiteradas aunque sea por enfermedad, puede tener incidencia en los datos de siniestralidad, porque puede provocar que algunos empleados decidan ir a trabajar aunque estén enfermos, un elemento que ha asegurado que se analizará en la nueva Estrategia Catalana de Salud Laboral.
Bonastre explicó igualmente que el año pasado la Inspección de Trabajo realizó 10.655 visitas de control de las medidas de prevención de riesgos laborales en las empresas, 2.000 más que en 2011, y también aumentaron las sanciones por incumplimientos en materia preventiva. En 2012, la Inspección de Trabajo impuso sanciones por valor de 10,8 millones de euros, unos dos millones de euros más que en 2011, lo que supone una media de unos 6.000 euros por sanción. Detalló que la Inspección de Trabajo hizo el año pasado 25.000 visitas a empresas, de las que 10.600 fueron para revisar aspectos de prevención, y subrayó que lo que más preocupa al Govern es la seguridad y la salud laboral: “Cada vez focalizamos más el control en estos aspectos, porque las condiciones de trabajo que inciden negativamente en la salud laboral no son negociables”.

Fuente: La vanguardia

Compartir en

Deja un comentario