Tiempo de lectura: 11 minutos

Las escalas fijas, también denominadas escalas, escaleras de gato o de crinolina, constituyen un medio de acceso fijo a emplazamientos situados a distinta altura. Pueden estar permanentemente fijadas a equipos de trabajo o a lugares de trabajo (zonas de edificios o elementos o instalaciones de estos) a los que se accede ocasionalmente, como cubiertas, tejados, pozos, silos, depósitos, torres de refinerías de petróleo, chimeneas y otras zonas de acceso restringido. Dadas sus características, este tipo de medio de acceso se considera intrínsecamente peligroso, siendo su uso esporádico por motivos de inspección o mantenimiento.

El INNST ha publicado dos Notas Técnicas de Prevención NTP 1160 y NTP 1161 sustituyendo la NTP 408 y adaptándola a la normativa legal existente. Dado el uso de estas escalas en operaciones de mantenimiento en la industria química, regularmente subcontratadas, desde coordinacionempresarial hacemos un resumen de éstas:

NTP 1160 Escalas Fijas de Servicio (I)
NTP 1161 Escalas Fijas de Servicio (II)

¿ Qué es una escala fija?

Se entiende por sistema de escala la totalidad de elementos estructurales que componen la escala en su conjunto, pudiendo estos variar de un sistema a otro o simplemente, no estar presentes. Estos elementos son:

  • Montantes.
  • Tramos de escala
  • Protección contra caídas.
  • Descansillos y plataformas.
  • Dispositivos antiescalada

La utilización de una escala fija lleva aparejado el riesgo de caída en altura, por ello, será obligatorio que el sistema de escala disponga de alguna medida para evitar o disminuir dicho riesgo a nivel tolerable/aceptable. El RD 486/1997 de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, indica que aquellas escalas con una altura superior a 4 metros dispondrán, al menos a partir de dicha altura, de una protección circundante. Ahora bien, siempre será necesario evaluar los riesgos derivados de su utilización, tanto en escalas existentes como en el momento previo a su adquisición, para determinar cuál es el tipo de sistema de escala más adecuado a las necesidades del centro de trabajo, en general, y en lo que respecta a la protección contra caídas, en particular

Como resultado de la evaluación, en relación con el riesgo de caída en altura se podrá concluir:

– Que el sistema de escala con protección circundantes conforme a la normativa legal y técnica, y el riesgo de caída en altura está controlado o, por el contrario, los elementos del sistema están en mal estado o el diseño es inadecuado debiendo, en este caso, subsanar las no conformidades detectadas.

– Que la jaula de seguridad no limita el riesgo de caída suficientemente y es necesaria su coexistencia con un sistema anticaídas, tal y como establece el art. 17.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

¿Qué elementos de seguridad posee la escala?

En función de la evaluación de riesgos realizada, la escala podrá disponer de uno de los siguientes elementos estructurales contra el riesgo de caída en altura o de ambos conjuntamente:

Jaula de seguridad.

Es una protección circundante con forma de jaula fijada permanentemente a la escala, que reduce el riesgo de caída de personas desde la misma. Al ser un elemento fijo, su protección está siempre presente y su nivel efectivo de seguridad es independiente de la actividad del operador. El RD 486/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, establece que la protección contra caídas será obligatoria en aquellas escalas con más de 4 m de altura. Concretamente exige que se instale a partir de esa altura una protección circundante o “jaula de seguridad”. A pesar de lo anterior, y puesto que redunda en la seguridad del trabajador, la NTP recomienda emplear el criterio técnico establecido por la norma UNE EN ISO 14122-4:2017, que fija la altura para la instalación de esta protección cuando el riesgo de caída es al menos de 3 m de altura debiendo comenzar la protección entre los 2,2 m y los 3 m de altura por encima de la zona de salida.

– Línea de anclaje rígida

Es el punto de anclaje cuando se utiliza un sistema de protección individual contra caídas de altura. Concretamente un sistema anticaídas, que es aquel que detiene la caída libre y limita la fuerza de impacto, además de proporcionar suspensión al trabajador en una posición que permita el rescate. La línea de anclaje rígida puede estar acoplada en el montante o bien en el eje central de escalera. Podrá venir instalada desde fábrica o ser instalada como elemento independiente con posterioridad por empresa autorizada por el fabricante. Siempre que se contrate la instalación de una línea de anclaje rígida, se solicitará al instalador:

Los descansillos y plataformas en las escalas fijas

Los descansillos y las plataformas son estructuras horizontales diseñadas para cambiar de tramo, descansar o para acceder a un sistema de escala desde la zona de salida en altura o desde la zona de llegada.

Según lo establecido en la normativa legal y técnica, la presencia de los descansillos o plataformas horizontales dependerá de lo siguiente:

– En escalas de un único tramo:•

Con jaula de seguridad: dispondrán, cada 9m como máximo, de plataformas de descanso.

Sin jaula y con línea de anclaje rígida: dispondrán, cada 12m como máximo, de plataformas de descanso o descansillos móviles si no hubiera espacio suficiente.

– En escalas con tramos intercalados:

•Con jaula de seguridad: dispondrán de una plataforma intermedia (cuando se vaya a utilizar por más de una persona al mismo tiempo) o un descansillo intermedio (si se va a usar por una sola persona) cada 6m máximo.

•Sin jaula y con línea de anclaje rígida: dispondrán, cada 12m como máximo, de plataformas de descanso o descansillos móviles si no hubiera espacio suficiente y, cada 24m máximo, de plataforma intermedia (cuando se vaya a utilizar por más de una persona al mismo tiempo)o un descansillo intermedio (si se va a usar por una sola persona

Riesgos y factores de riesgo en el uso de Escalas Fijas

Los principales riesgos derivados de la utilización de las escalas pueden ser debidos tanto a unas deficientes condiciones materiales del lugar de trabajo, como a fallos en el diseño, instalación y mantenimiento de la misma, así como a actos inseguros del propio trabajador. A continuación se indica, a modo orientativo, una relación no exhaustiva de los principales riesgos y sus factores de riesgo relacionados, publicados en la NTP 1161:

Caída de altura :

– Peldaños en mal estado o sucios.

–Ausencia de agarres laterales o asideros en escalas integradas para acceder y salir.

– Ausencia de la prolongación de los largueros hasta1m por encima del nivel de la zona de salida.

– Huecos no protegidos o desembarcos peligrosos.

– Falta de rigidez y estabilidad del sistema de escala.

– Protección circundante en mal estado o mal diseñada.

– Elementos del sistema de protección individual contra caídas de altura en mal estado.

– Utilización de un arnés anticaídas con conector o elemento de amarre incompatible con el dispositivo anticaídas deslizante.

– Formación insuficiente del trabajador en la utilización de un dispositivo anticaídas deslizante con línea de anclaje rígida.

– Falta de visibilidad.

– Utilizar la escala llevando cargas excesivas en mochila, cinturón portaherramientas, etc.

– Utilizar la escala sin tener las dos manos libres.

– Subir o bajar de forma rápida.

– Saltar desde algún peldaño de la escalera. Intentar alcanzar zonas de trabajo separadas de los largueros produciendo un desplazamiento del centro de gravedad del operario originando su desequilibrio hasta su caída

Golpes, cortes y caída de objetos

– Peldaños o largueros con astillas, esquinas o aristas cortantes, rebabas de soldaduras metálicas, etc.

–No utilización de un equipo de protección individual (EPI) para las manos o selección incorrecta de mismo.

– Contacto con la jaula de seguridad.

– Caída de materiales u objetos durante el uso por más de una persona.

–No utilización de casco de altas prestaciones.

– Golpe o cizallamiento con partes móviles de la escala (puertas, trampillas…).Malas posturas y sobreesfuerzos

–Al subir o bajar por la escala en posturas inadecuadas.

– Debido a las dimensiones del lugar de trabajo.

– Subir o bajar por la escala portando cargas pesadas.

– Esfuerzo físico importante al franquear alturas totales elevadas.

Resbalones y patinazos

–Mal estado o suciedad de los peldaños o pates.

– Inadecuada selección o no utilización del calzado de uso profesional.

Contactos eléctricos

– Directos: por presencia de líneas eléctricas en tensión accesibles situadas en las proximidades de la escala.

–Indirectos: por corrientes de inducción, derivaciones, etc. en escalas que no están puestas a tierra.

Medidas preventivas para evitar accidentes en el uso de Escalas Fijas

El establecimiento de medidas preventivas pasa por la elección del tipo de escala más segura, según las necesidades de cada centro de trabajo, la correcta instalación del sistema de escala, medidas de tipo técnico y medidas organizativas, como información y formación, utilización de permisos de trabajo, señalización, etc

  1. Elección del tipo de escala

Los requisitos básicos relacionados con el diseño seguro de una escala se encuentran recogidos en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, en concreto en el apartado 8 del Anexo I-A. En general las escalas deben diseñarse y fabricarse según las exigencias legales y/o técnicas existentes, y los materiales a emplear deben seleccionarse de manera que resistan las condiciones previsibles de utilización. Se considerará en particular:

  • El dimensionamiento y la selección de los com-ponentes (incluyendo fijaciones, conexiones y apoyos) para garantizar la rigidez y estabilidad necesarios
  • La resistencia de todas las partes a los efectos del entorno, por ejemplo: el clima (temperatura, humedad, presencia de nieve), presencia de agua o aguas residuales (p.e. en pozos de registro. Ver norma UNE-EN14396 “Escaleras fijas para pozos de registro”), agentes químicos o gases corrosivos.
  • El posicionamiento de los elementos de construcción de manera que no se pueda acumular líquido/polvo entre las juntas, por ejemplo.
  • La utilización de materiales compatibles entre sí que minimicen la acción galvánica, la generación de chispas o la expansión térmica, entre otros.
  • El diseño de toda parte que pueda estar en contacto con los usuarios, de manera que no le provoque daño o molestias (ej.: esquinas puntiagudas, soldaduras con rebabas, bordes ásperos…).
  • La resistencia adecuada de las superficies al deslizamiento.
  • Las dimensiones de las pasarelas y plataformas de forma que satisfagan los requisitos legalmente establecidos.
  • El correcto diseño de los elementos (asidero, plataformas, jaula de seguridad…) de forma que se asegure, cuando proceda, que el dispositivo anticaídas se puede conectar y desconectar a la línea de anclaje rígida desde una posición segura para el usuario

2. Medidas técnicas

Algunas de las medidas técnicas que se pueden llevar a cabo para el control de los riesgos no eliminados son:

Contra caída de altura

– En escalas integradas en pozos o zonas angostas sin jaula de seguridad, se utilizarán estribos extensibles o asideros para facilitar la entrada y salida de los mismos.

Contra contactos eléctricos

– Puesta a tierra de las escalas para evitar posibles contactos eléctricos indirectos.

– Suprimir la tensión de las líneas eléctricas que se encuentren en áreas próximas a la escala, cuando vaya a ser utilizada (Real Decreto 614/2001, de 8de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico).

3. Empleo de equipos de protección individual

Cuando los riesgos mencionados anteriormente no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo, se hará uso de los siguientes EPI4

4. Guantes de protección contra riesgos mecánicos

  • Cascos de protección de alto rendimiento: proporcionan mayor protección de la cabeza que los cascos de seguridad al ofrecer una mayor protección de la cabeza contra la caída de objetos y frente a impactos laterales
  • Sistemas de protección individual contra caídas de altura: son aquellos diseñados para prevenir o detenerlas caídas libres (ver UNE-EN 363:2018. “Equipos de protección individual contra caídas. Sistemas de protección individual contra caídas”)

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias 


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}