Con 170.000 asalariados, las industrias químicas externalizan 375.000 puestos de trabajo

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +


El sector químico español está compuesto por más de 3.300 empresas que, con una facturación anual de 53.000 millones de euros, generan el 11% del producto interior bruto, y más de 500.000 puestos de trabajo en España. Es el segundo mayor exportador de la economía española y el primer inversor en I+D+i. A pesar de todo, no logró escapar de la crisis. Gracias a su potencia exportadora es, sin embargo, de los primeros que están apuntalando su salida.
Según cálculos de la patronal Feique, tras la sucesiva caída de la actividad en 2008 y 2009, periodo en el que el sector acumuló un descenso productivo del 11%, 2010 se cerró con el inicio de una recuperación estable de la actividad del 4% que ha continuado en 2011, con un nuevo incremento aproximado del 3%. “En cuanto a volumen de negocio, creemos que el próximo año podríamos estar en cifras de 2007 otra vez”, señala Luis Serrano, presidente de Feique. “Pero una cosa es el volumen de negocio y otra, los márgenes”, apunta. Los beneficios se han reducido, y todavía tardarán recuperarse, entre otras cosas, porque al tener buena parte del negocio en el exterior, les afecta la cotización del dólar o del yen. También los altos precios del crudo, que se trasladan a los plásticos y otros componentes químicos. A pesar de que los márgenes se han reducido, la recuperación está cada vez más cerca. “La clave es el sector exterior. Vendemos casi un 50% fuera. No por gusto, sino porque el mercado interior está débil”, explica Serrano. El sector estaba muy preparado para salir fuera, dice, con estándares internacionales y plantillas competitivas.
En España, además de los 170.000 asalariados que conforman su fuerza laboral directa, las industrias químicas generan otros 375.000 puestos de trabajos indirectos (principalmente en empresas de servicios y contratistas), e inducidos (consecuencia del crecimiento de la actividad económica y del consumo que genera la creación de riqueza y empleo).
El sector se prepara para una de sus principales citas anuales: Barcelona se convertirá en la capital mundial de la química aplicada del 14 al 18 de noviembre con la celebración de Expoquimia y simultáneamente de Eurosurfas y Equiplast. El recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona acogerá los tres salones, con la presencia de más de 600 expositores directos procedentes de 15 países, entre los que destaca la participación de empresas de Alemania, Austria, Bélgica, China, Estados Unidos, Francia, India, Italia o Israel, entre otros. Además de una feria, se trata del mayor evento científico del sector al presentar un completo programa de congresos, seminarios, jornadas y conferencias que aspiran a hacer de Barcelona además el centro mundial de la transferencia del conocimiento químico.

Fuente: El País. 6 de noviembre 2011 “Una feria con mucha química”

Compartir en

Leave A Reply