Caso de éxito Covid-19: Renault Retail Group potencia la comunicación y la transparencia para hacer frente a la crisis

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Caso de Renault Retail Group

Bienvenidos a esta nueva entrevista que realizamos en el marco de la iniciativa de Grupo CTAIMA compartiendo experiencias. Como sabéis, con esta iniciativa queremos aprender unos y otros sobre temas que afectan a toda la comunidad y seguidores del Grupo CTAIMA.

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Felipe Esteban, QEHS Manager en Renault Retail Group.

Renault Retail Group es la filial comercial de la Marca Renault. Como distribuidores oficiales de Renault, actualmente están presentes en 13 países europeos. En España cuentan con más de 600 empleados repartidos en los 19 centros ubicados en Madrid, Barcelona y Levante.

Felipe Esteban es Ingeniero Técnico Industrial y Psicólogo sanitario; Técnico de Prevención de riesgos Laborales con 3 especialidades, seguridad en el trabajo, higiene industrial y ergonomía y psicosociología aplicada. Lleva desarrollando su carrera profesional como técnico de prevención durante más de 20 años, tanto en empresas privadas, en un servicio de prevención ajeno durante 14 años y desde hace más de 3 años en Renault Retail Group, siempre como una misión principal, promover la mejora continua de las condiciones de trabajo y garantizar la adecuada protección de seguridad, salud y bienestar de los trabajadores. Esta experiencia le ha dotado de una facilidad de adaptación y capacidad de trabajar en equipo, de organización y comunicación, último punto muy importante en prevención de riesgos laborales.

Buenos días, Felipe, quiero agradecerte que estés hoy con nosotros compartiendo tu experiencia en relación con la coordinación de actividades empresariales durante la crisis Covid-19 y la vuelta a la actividad.

Respecto a la nueva situación Covid-19 y post Covid-19, nos gustaría conocer si vuestra gestión de contratistas ha variado y cómo lo ha hecho respecto a las cuatro grandes áreas de la CAE.

Informar

Desde el primer momento pusimos toda nuestra energía en realizar una evaluación de riesgos específica para los centros de trabajo y para cada una de las actividades que llevamos a cabo. Una vez finalizada y aprobada por la Dirección, pasamos a la fase de planificación e implementación.

A través de la plataforma CTAIMA CAE, se colgaron las diferentes evaluaciones y documentos específicos habilitados por nuestro grupo de empresas, indicando en ella documentos críticos que deben ser descargados por las empresas externas y entregados a los trabajadores para su información.

Según iba modificándose la normativa en España, íbamos actualizando nuestros documentos, aunque siempre hemos tenido en mente la situación más desfavorable o restrictiva, con el fin de poder suavizar las medidas si la situación iba mejorando. De esta manera no hemos tenido que realizar muchas modificaciones en nuestros documentos originales.

La información ha sido comunicada a las empresas externas siempre utilizando la plataforma CTAIMA CAE, herramienta que nos ha permitido difundir constantemente toda nuestra documentación, de una manera ágil, segura y rápida. Nos ha permitido disponer de una comunicación fluida y actualizada.


Como he comentado anteriormente, nos posicionamos en el peor de los escenarios, por la seguridad y salud de nuestros trabajadores, de los trabajadores externos y clientes, implantando medidas estrictas desde el minuto uno. Ello nos ha permitido trabajar siempre con un único objetivo, evitar la propagación del virus.

De cara a los clientes esta comunicación ha sido constante a través de nuestros medios habituales de comunicación, principalmente nuestras páginas web oficiales, de una manera oportuna y útil. Escuchamos y respondemos a nuestros clientes.


Nos hemos centrado en la información verdaderamente útil para nuestros trabajadores, proveedores y clientes.

Procedimientos

Hemos tenido que modificar algún que otro procedimiento, en colaboración con algunas empresas del grupo y empresas externas de limpieza y desinfección de vehículos, principalmente por los productos a emplear y su eficacia. Todo esto también con la información actualizada siempre del Ministerio de Sanidad y del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Laboral.

La vigilancia de la salud también ha sido importante en lo referente al colectivo de trabajadores especialmente sensible frente al COVID-19 para conocer su estado de aptitud según el nivel de riesgo y la aplicación de medidas preventivas correspondientes.

Al modificarse la operativa, nos hemos visto obligados a cambiar la manera de trabajar. Para ello, hemos mantenido diversas reuniones con proveedores y otras empresas para implantar de una manera eficaz los nuevos requerimientos establecidos por el Ministerio de Sanidad y por RRG. Principalmente como he comentado, en asuntos de desinfección y limpieza de vehículos y las instalaciones.

Hemos fortalecido nuestras herramientas internas, principalmente digitales.

¿Cómo habéis redefinido el deber de vigilancia de la CAE durante la crisis por el COVID-19?

A primeros de mayo lanzamos una planificación frente al COVID-19 de reapertura de los centros de trabajo.

  • En cada centro de trabajo se nombró a un responsable de poner en marcha todas las medidas establecidas en la evaluación de riesgos específica.
  • Entre las dificultades que nos hemos encontrado figura el suministro de mascarillas, guantes, medidas colectivas que hemos implantado e incluso productos desinfectantes y gel hidroalcohólico. Desde el dpto. de compras junto con PRL se ha trabajado para disponer de todo este material antes de la reapertura de todos los centros.
  • La supervisión y vigilancia de todas estas medidas se han llevado en conjunto entre cada uno de los responsables de implementarlas de cada centro y el dpto. PRL, haciendo un seguimiento documental y presencial en cada uno de las instalaciones.
  • Todo esto nos ha supuesto un esfuerzo adicional para garantizar la implantación de todas las medidas antes de la reapertura. Todo ello reforzado con la formación obligatoria presencial impartida a todos y cada uno de los trabajadores en el momento de su reincorporación.
  • Desde el inicio del estado de alarma establecimos un equipo de trabajo para la toma de decisiones urgentes para establecer la estrategia de actuación más eficaz y los objetivos a cumplir, evaluando puntos fuertes y débiles de la empresa y poder ajustar los procesos para la reapertura.

Con ello hemos asegurado la implantación y el seguimiento de medidas de higiene en los centros de trabajo

¿Habéis generado más documentación? ¿Qué cambios ha supuesto?

El número de documentos informativos se ha visto multiplicado, desde una evaluación de riesgos específica hasta las nuevas fichas informativas, documentos y presentaciones de formación, registro de entrega de las mismas a cada trabajador, de los equipos de protección individual entregados, etc.

Esto ha llevado una carga de trabajo adicional para el seguimiento y cumplimiento de todos estos procedimientos por parte de los responsables de cada centro y del dpto. de PRL.

Entonces, Felipe, ¿Cómo ha afectado la crisis del Covid-19 a la subcontratación de servicios en tu empresa? ¿Habéis utilizado los trabajos para restringir o reducir de alguna manera la entrada de contratistas?

La paralización de nuestra actividad ha llevado consigo, claro está, la no subcontratación de servicios que ayudan a nuestra actividad, debido igualmente al parón de sus actividades.

Sin embargo, como comentaba más arriba, hemos estado en contacto con ellos permanentemente a través de la plataforma CTAIMA CAE, enviando comunicados de las medidas que se iban implantando en nuestros centros.

Antes de reiniciar nuestra actividad, nos hemos puesto en contacto con las empresas de mantenimiento para realizar una completa vigilancia del estado de todas las instalaciones.

Y ya más a nivel personal. ¿Cómo has vivido Felipe esta situación de gestión de crisis sanitaria desde un punto de vista más profesional?

Creo que las empresas y sus trabajadores hemos tenido que, primero, aceptar esta situación tan dramática y posteriormente, hacer un gran esfuerzo, tomar conciencia, reactivarnos y buscar las mejores estrategias para hacer frente a esta nueva situación.

Nos ha permitido focalizar la atención aún más en la prevención de riesgos; sin tomar decisiones radicales, sólo medidas y precauciones con total serenidad para estar mejor preparados en el momento de la reapertura.

El mayor reto ha sido la elaboración del Plan de Contingencias donde reflejar toda la coordinación entre nuestro departamento de prevención, finanzas y compras y la planificación para implantar todas las medidas excepcionales para proteger a los trabajadores, proveedores y clientes.

Queríamos confeccionar un Plan claro y conciso, totalmente práctico, aprobado por la dirección general. En él han participado al 100% los delegados de prevencion.

El trabajo en equipo ha sido fundamental: saldremos de esta situación más reforzados al permanecer unidos.

Esta situación excepcional nos ha permitido una oportunidad de mejorar nuestra comunicación, ser más directa, clara y transparenteLa cultura preventiva está más viva entre nosotros.

Muchas gracias, Felipe por todas tus aportaciones. Ha sido un verdadero placer. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia con la comunidad CTAIMA. Estoy convencida de que arrojará luz a este nuevo camino por recorrer juntos.

Muchas gracias a vosotros. Hasta pronto.

Y tú, ¿quieres saber cómo están llevando la CAE otras empresas? ¿Cómo están gestionando la seguridad laboral? Síguenos en redes y suscríbete a Coordinación Empresarial.

Compartir en

Deja un comentario