Aumentan los accidentes mortales por el uso de equipos de trabajo. Obligaciones del empresario

LinkedIn Pinterest +

Los accidentes graves y muy graves, mortales, provocados por la manipulación de máquinas y equipos de trabajo son frecuentes. Tal es así que, por ejemplo, el atrapamiento en máquinas y equipos de trabajo, es la tercera causa de accidente mortal en el puesto de trabajo, según los últimos datos reportados de 2019; un año que cerró con 1.359.548 accidentes, de los cuales 695 fueron mortales. Sin duda datos críticos, a nivel de prevención de riesgos laborales.

La siniestralidad laboral mortal creció un 29.3 % en el primer trimestre 2020, un incremento especialmente intenso en industria y sector agrario. Los accidentes por manipulación de máquinas y equipos de trabajo están aumentando en 2020, basta un breve vistazo a los titulares de prensa de las últimas semanas “Muere un hombre por el golpe de una máquina” , “muere una trabajadora aplastada por una máquina”, “muere un trabajador al caerle encima la pala de una retroexcavadora

En los centros de trabajo, donde una buena parte de las operaciones de mantenimiento son subcontratadas, es habitual la cesión de equipos de trabajo (del titular del centro al contratista) o que éste introduzca sus propios equipos de trabajo. En ambos casos será necesario que se evalúen las condiciones del equipo antes de ser utilizado así como si ha pasado las correspondientes revisiones indicadas en el manual, entre otros.

Todo equipo de trabajo  (entendiendo como tal cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo) por tanto, ha de ser evaluado. Se comprobará que tiene las características apropiadas en relación al objeto de su utilización, del lugar donde va a ser empleado y en relación con el personal que lo va a utilizar, tal y como se indica en el RD 1215/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud de los equipos de trabajo .

¿Qué obligaciones tiene el empresario?

Según indica el RD 1215/1997, adoptará las medidas necesarias:

  1. Para que aquellos equipos de trabajo cuya seguridad dependa de sus condiciones de instalación se sometan a una comprobación inicial, tras su instalación y antes de la puesta en marcha por primera vez, y a una nueva comprobación después de cada montaje en un nuevo lugar o emplazamiento, con objeto de asegurar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los equipos.
  2. Para que aquellos equipos de trabajo sometidos a influencias susceptibles de ocasionar deterioros que puedan generar situaciones peligrosas estén sujetos a comprobaciones y, en su caso, pruebas de carácter periódico, con objeto de asegurar el cumplimiento de las disposiciones de seguridad y de salud y de remediar a tiempo dichos deterioros.
  3. Para garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos de trabajo,

Más en concreto, el empresario deberá asegurar:

1. Los equipos de trabajo se instalarán, dispondrán y utilizarán de modo que se reduzcan los riesgos para los usuarios del equipo y para los demás trabajadores.

2. Los trabajadores deberán poder acceder y permanecer en condiciones de seguridad en todos los lugares necesarios para utilizar, ajustar o mantener los equipos de trabajo.

3. Los equipos de trabajo no deberán utilizarse de forma o en operaciones o en condiciones contraindicadas por el fabricante. Tampoco podrán utilizarse sin los elementos de protección previstos para la realización de la operación de que se trate.

4. Antes de utilizar un equipo de trabajo se comprobará que sus protecciones y condiciones de uso son las adecuadas y que su conexión o puesta en marcha no representa un peligro para terceros. Los equipos de trabajo dejarán de utilizarse si se producen deterioros, averías u otras circunstancias que comprometan la seguridad de su funcionamiento.

5. Cuando se empleen equipos de trabajo con elementos peligrosos accesibles que no puedan ser totalmente protegidos, deberán adoptarse las precauciones y utilizarse las protecciones individuales apropiadas para reducir los riesgos al mínimo posible.

6. Cuando durante la utilización de un equipo de trabajo sea necesario limpiar o retirar residuos cercanos a un elemento peligroso, la operación deberá realizarse con los medios auxiliares adecuados y que garanticen una distancia de seguridad suficiente.

7. Los equipos de trabajo deberán ser instalados y utilizados de forma que no puedan caer, volcar o desplazarse de forma incontrolada, poniendo en peligro la seguridad de los trabajadores.

8. Los equipos de trabajo no deberán someterse a sobrecargas, sobrepresiones, velocidades o tensiones excesivas que puedan poner en peligro la seguridad del trabajador que los utiliza o la de terceros.

9. Cuando la utilización de un equipo de trabajo pueda dar lugar a proyecciones o radiaciones peligrosas, sea durante su funcionamiento normal o en caso de anomalía previsible, deberán adoptarse las medidas de prevención o protección adecuadas para garantizar la seguridad de los trabajadores que los utilicen o se encuentren en sus proximidades.

10. Los equipos de trabajo llevados o guiados manualmente, cuyo movimiento pueda suponer un peligro para los trabajadores situados en sus proximidades, se utilizarán con las debidas precauciones, respetándose, en todo caso, una distancia de seguridad suficiente. A tal fin, los trabajadores que los manejen deberán disponer de condiciones adecuadas de control y visibilidad.

11. En ambientes especiales tales como locales mojados o de alta conductividad, locales con alto riesgo de incendio, atmósferas explosivas o ambientes corrosivos, no se emplearán equipos de trabajo que en dicho entorno supongan un peligro para la seguridad de los trabajadores.

12. Los equipos de trabajo que puedan ser alcanzados por los rayos durante su utilización deberán estar protegidos contra sus efectos por dispositivos o medidas adecuadas.

13. El montaje y desmontaje de los equipos de trabajo deberá realizarse de manera segura, especialmente mediante el cumplimiento de las instrucciones del fabricante cuando las haya.

14. Las operaciones de mantenimiento, ajuste, desbloqueo, revisión o reparación de los equipos de trabajo que puedan suponer un peligro para la seguridad de los trabajadores se realizarán tras haber parado o desconectado el equipo, haber comprobado la inexistencia de energías residuales peligrosas y haber tomado las medidas necesarias para evitar su puesta en marcha o conexión accidental mientras esté efectuándose la operación.

15. Cuando un equipo de trabajo deba disponer de un diario de mantenimiento, éste permanecerá actualizado.

16. Los equipos de trabajo que se retiren de servicio deberán permanecer con sus dispositivos de protección o deberán tomarse las medidas necesarias para imposibilitar su uso. En caso contrario, dichos equipos deberán permanecer con sus dispositivos de protección.

17. Las herramientas manuales deberán ser de características y tamaño adecuados a la operación a realizar. Su colocación y transporte no deberá implicar riesgos para la seguridad de los trabajadores.

Compartir en

Deja un comentario