Qué tipos de concurrencia nos podemos encontrar

concurrencia

En algunas ocasiones, existe la posibilidad de que varias empresas y/o trabajadores autónomos puedan coincidir en un mismo centro de trabajo para realizar sus actividades laborales. Este entorno puede ser un lugar edificado o no, y sin necesidad de que existan barreras físicas que separen dichas empresas o trabajadores autónomos, debido a que pueden compartir el mismo espacio sin delimitaciones en el caso de que así quieran y puedan desarrollar sus actividades.

Según el Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, en materia de coordinación de actividades empresariales, se distinguen tres tipos diferentes de concurrencia entre empresas:

1.“Concurrencia de trabajadores de varias empresas en un mismo centro de trabajo”.

En este primer punto, se destaca la posibilidad de que una empresa pueda coincidir y coexistir con otras empresas u organismos públicos dentro de un mismo centro de trabajo, sin que haya una relación jurídica-laboral entre estos. Por ello, únicamente comparten un espacio de trabajo sin la necesidad de tener relación alguna, exclusivamente para compartir el entorno laboral físico.

Podemos encontrar un claro ejemplo de este supuesto de concurrencia entre empresas en el caso de que se encuentren trabajando una administración pública junto a una empresa de telefonía en un mismo entorno físico.

2. “Concurrencia de trabajadores de varias empresas en un centro de trabajo del que un empresario es titular”.

En este segundo punto, se expone la posibilidad de que exista un empresario titular que se pone a disposición del centro de trabajo y realiza las tareas de gestión. Este empresario, se encarga de contratar trabajos que no forman parte de la propia actividad empresarial.

Un ejemplo de este tipo de supuesto de concurrencia de empresas puede ser una tienda de ropa, donde en un mismo espacio de trabajo coexisten la propia tienda junto una empresa de mantenimiento eléctrico y una empresa de limpieza, en horario de atención al público.

3. “Concurrencia de trabajadores de varias empresas en un centro de trabajo cuando existe un empresario principal”.

En este tercer y último caso, el empresario principal se encarga de llevar a cabo la contratación de la propia actividad empresarial.

Ejemplos de este tipo de supuesto de concurrencia entre empresas serían el caso en que una empresa eléctrica contrate el mantenimiento de líneas y subestaciones eléctricas o una empresa de construcción subcontrate trabajos de albañilería y ferralla.

Es decir, para establecer el supuesto de concurrencia, se debe analizar qué actividad o servicio se va a contratar, con objeto de establecer en que supuesto de coordinación nos encontramos.

Cabe destacar que, sólo por el hecho de concurrir varias empresas en un mismo entorno de trabajo, tanto la empresa para la que se trabaja como el resto de empresas o trabajadores/as autónomos presentes dentro del centro de trabajo, tendrán que cumplir con una serie de obligaciones para mejorar la coexistencia entre estas.

Software para PYMES y Gran Empresa

Prueba la demo gratis

Ya somos más de 80.000 empresas con más de 50.000 usuarios
Gestionamos la documentación de 600.000 trabajadores

Tags: , ,

Sin ningún comentario.

Dejar un comentario