“La normativa en coordinación empresarial, burocratiza y hace más complejo el sistema”

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

CEPYMEEn el número 74 de octubre 2013 de la revista Seguridad y Salud en el Trabajo  entrevistan a Juan Ignacio Torres Marco,  departamento sociolaboral CEPYME y Marina Gordón Ortiz, del departamento de relaciones laborales de la CEOE. A la pregunta ¿cómo cree que se podría hacer extensivo a los casos de externalización y subcontratación de actividades lo que subyace bajo el lema “Trabajando juntos para la prevención de los riesgos”, con el objetivo de garantizar la eficacia de las medidas de seguridad y salud en el trabajo?, comentan lo siguiente:
“Es imprescindible seguir insistiendo a través de campañas de sensibilización sobre los posibles riesgos que pueden generarse cuando dos o más empresas concurren. Y la mejor vía para prevenirlos es la coordinación eficaz entre las empresas. También, insistir en que el individuo es la principal medida preventiva y para ello ha de contar con la actitud y la aptitud necesaria para actuar con eficacia ante los riesgos que se le presenten. De ahí la importancia de que se impliquen aún más las Administraciones Públicas reforzando a las instituciones y organismos públicos y privados que prestan servicios de asesoramiento a las pymes, como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales y las organizaciones empresariales, porque entre todos generamos una valiosa sinergia, beneficiando especialmente a las empresas con más dificultades.”, opina Juan Ignacio Torres
“En la normativa preventiva se contemplan los supuestos de externalización y subcontratación de actividades, en concreto el Artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, con el que se pretende lograr el necesario equilibrio entre la seguridad y salud de todos los trabajadores y la descentralización productiva. Con este artículo, desarrollado por el Real Decreto 171/2004, se regula por tanto la coordinación de actividades empresariales en materia preventiva. Sin embargo, se emplean términos confusos y sobre los que no existe una definición clara, así como se establecen conceptos, obligaciones y figuras que en lugar de facilitar un desarrollo o progreso eficaz de la prevención de riesgos laborales complican la aplicación de la misma. Por tanto, consideramos que para poder lograr un sistema preventivo eficaz debemos, con carácter general y no sólo para estos supuestos de externalización y subcontratación, simplificar la normativa. Se debe establecer un “deber de resultados” que permita a las empresas decidir qué organización y medios son los más adecuados para alcanzar resultados de seguridad y salud en el trabajo, en función de las características sectoriales, del tamaño de las empresas y de los riesgos existentes, en lugar de establecer como lo hace nuestro sistema actual un “deber de medios” que, lejos de lograr dicha eficacia y resultados, lo burocratizan y lo hacen más complejo” añade Marina Gordón

Fuente: Nº 74 revista Seguridad y Salud en el Trabajo INSHT

Compartir en

3 comentarios

  1. Cierto.
    Si se aplicara la norma tal y como se pretende quedaría la actividad paralizada.
    Se ha perdido el sentido común y distinguir lo importante de lo que no; lo efectivo de lo documental.

  2. La dificultad reside especialmente en que las empresas que gestionan la documentación de riesgos se limitan a pedir, sin a cambio informar de lo que están pidiendo: esto redunda en que las empresas que presentan la documentación se ven forzadas a presentar documentos una y otra vez, hasta acertar con el formato o información adecuados.
    Resulta frustrante y extenuante para el trabajador que prepara esa documentación no saber desde el primer momento qué ha de recoger ese documento específico. Esto se solventaría si las empresas que gestionan dichos documentos no solo se dedicaran a pedirlos de acuerdo con las exigencias de su cliente, sino que proporcionaran a éste los formularios y formatos que sus subcontratas deben rellenar y firmar.
    De ese modo, el subcontratado se descarga el formulario, rellena los campos adecuados, firma y sella, y envía el documento, acertando desde la primera vez.
    Las empresas que gestionan los documentos deberían colaborar en facilitar la implementación de las leyes de Seguridad Laboral, y no limitarse a mover papeles. Su labor es importante y no puede limitarse a una gestión, igualmente sus trabajadores deben todos ser técnicos en esta materia, para precisamente poder asesorar a sus clientes y a los subcontratados de las mismas.
    Igualmente extenuante resulta para un subcontratado que sus clientes le soliciten documentación excesiva o duplicada para la materia de Riesgos Laborales.

Deja un comentario

close

Conviértete en

Experto en Coordinación de Actividades Empresariales


Un perfil cada vez más demandado por las empresas