Dos años de condena por “falsa subcontratación” de trabajadores extranjeros

El juzgado de lo penal número tres de Pamplona ha condenado a dos años de prisión a un vecino de Mendavia por una falsa subcontratación de trabajadores portugueses, a los que ocultaba las condicones reales que figuraban en sus contratos. En la sentencia se considera probado que el acusado, captaba personas en Portugal para que realizaran trabajos temporales en una bodega como peones agrarios, aunque no les informaba de cómo eran sus contratos y simulaba que iban a trabajar para él por 25 euros al día, más alojamiento y manutención. El acusado alojaba a los trabajadores en su domicilio o en el de su padre, en Mendavia, les ocultaba el salario que realmente pagaba la empresa y se quedaba los contratos para que estas personas no conocieran su contenido. No les pagaba el sueldo mensualmente, sino al final de cada temporada de trabajo; les hacía ir a recoger frutas y verduras a campos de los alrededores y les obligaba además a trabajar en las obras que llevaba a cabo para arreglar su casa.
La magistrada señala en la sentencia que no es posible determinar la cantidad de dinero en la que han resultado perjudicados los trabajadores, ya que sus salarios reales no eran siempre iguales, tampoco era igual la cantidad que recibían del acusado, y no se ha podido cuantificar el importe del alojamiento, ni los comestibles y otros trabajos que realizaban para el acusado. Sin embargo, agrega, el acusado “se estaba enriqueciendo ilícitamente con la falsa subcontratación” y privó a los trabajadores de “su derecho a disponer del salario en la forma en que estimaran conveniente”.
Por estos hechos, condena al acusado a dos años de prisión, aunque suspende la pena durante tres años con la condición de que no delinca durante este periodo.

Fuente: 30 de enero, noticiasdenavarra.com

Software para PYMES y Gran Empresa

Prueba la demo gratis

Ya somos más de 80.000 empresas con más de 50.000 usuarios
Gestionamos la documentación de 600.000 trabajadores

Tags: ,

Sin ningún comentario.

Dejar un comentario