Las empresas instaladoras contra incendios y sus trabajadores deberán adaptarse al nuevo Real Decreto

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 19 de mayo, mediante un Real Decreto, el nuevo reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RPCI). Este nuevo reglamento modifica las condiciones y requisitos en los que deberán trabajar las empresas instaladoras así como sus trabajadores, la reglamentación de los equipos a instalar así como el mantenimiento posterior y la puesta en servicio de los equipos.

Proteccion_incendios

Proteccion_incendios

El nuevo Real Decreto derogará el 12 de diciembre de 2017 la normativa anterior, el Real Decreto 1942/1993 y a partir de entonces, las empresas dispondrán de un año para adaptar sus tramitaciones, formaciones exigidas y requerimientos para sus equipos.

Las principales novedades en estos tres ámbitos son las siguientes:

  • 1.       CONTROL DE EQUIPOS DE TRABAJO utilizados en protección contra incendios

El nuevo RIPCI regula el control de mercado de los productos utilizados en la protección contra incendios equiparándolo al marco europeo. Esto se traduce en los siguientes cambios:

1. Los productos (equipos, sistemas o sus componentes) de protección contra incendios, incluidos en el ámbito de aplicación del Reglamento (UE) n.º 305/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2011, de productos de la construcción, u otras directivas europeas que les sean de aplicación, llevarán el marcado CE siempre que dispongan de una especificación técnica armonizada, ya sea norma armonizada o documento de evaluación europeo.

2. Los productos (equipos, sistemas o sus componentes) de protección contra incendios no incluidos en el ámbito de aplicación del Reglamento (UE) n.º 305/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2011, u otras directivas europeas de aplicación, o que, estando incluidos en dicho ámbito de aplicación, no dispongan de especificación técnica armonizada, deberán justificar el cumplimiento de las exigencias establecidas en este Reglamento mediante la correspondiente marca de conformidad a norma

3. Los productos (equipos, sistemas o componentes) de protección contra incendios no tradicionales o innovadores para los que no existe norma y exista riesgo, deberán justificar el cumplimiento de las exigencias establecidas en este Reglamento mediante una evaluación técnica favorable de la idoneidad para su uso previsto

A los equipos o sistemas ya instalados o con fecha de solicitud de licencia de obra, con anterioridad a la entrada en vigor del presente Reglamento, únicamente les será de aplicación aquellas disposiciones relativas a su mantenimiento y a su inspección.

2. EMPRESAS INSTALADORAS Y MANTENEDORAS

Sólo las empresas que se hayan dado de alta ante el órgano competente de cada Comunidad Autónoma podrán realizar la instalación de equipos y sistemas a los que se refiere este Reglamento. Para darse de alta deberán acreditar que están debidamente habilitadas en los equipos o sistemas que vayan a instalar. A excepción de extintores portátiles y mantas ignífugas

1. Para poder ejercer las funciones de empresa instaladora y/o mantenedoras, la empresa deberá cumplir los siguientes requisitos:

a) Disponer de la documentación que identifique a la empresa instaladora y/o mantenedoras.

b) Disponer de personal contratado, adecuado a su nivel de actividad, conforme a lo establecido en el anexo III.

c) Disponer de los medios técnicos necesarios para el desarrollo de su actividad, en condiciones de seguridad.

d) Suscribir un seguro de responsabilidad civil, avales u otras garantías financieras otorgadas por una entidad debidamente autorizada, que cubran los riesgos de su responsabilidad, respecto a daños materiales y personales a terceros, por una cuantía mínima de 800.000 euros, sin que dicha cuantía limite dicha responsabilidad.

e) Disponer de un certificado de calidad del sistema de gestión de la calidad implantado, emitido por una entidad de certificación acreditada, según los procedimientos establecidos en el Reglamento de la Infraestructura para la Calidad y Seguridad Industrial, aprobado por Real Decreto 2200/1995, de 28 de diciembre. El alcance del correspondiente certificado deberá incluir, explícitamente, el diseño, si procede, e instalación de todos y cada uno de los equipos o sistemas para los que se solicita la habilitación.

f) Para la instalación de sistemas de extinción mediante agentes gaseosos fluorados, se deberá estar en posesión de los certificados de cualificación previstos Real Decreto 115/2017

Antes de comenzar sus actividades como empresas instaladoras y/o mantenedoras, las personas físicas o jurídicas que deseen establecerse en España, así como las empresas instaladoras, legalmente establecidas en cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea y que deseen realizar la actividad en régimen de libre prestación en territorio español, deberán presentar ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se establezcan, una declaración responsable en la que el titular de la empresa o el representante legal de la misma declare La relación de equipos y sistemas de protección contra incendios para cuya instalación y/o mantenimiento desea estar habilitada y que cumple los requisitos anteriores

Las empresas instaladoras y mantenedoras que ejercían su actividad de conformidad con las condiciones y requisitos exigidos por el Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre, y la Orden del Ministerio de Industria y Energía de 16 de abril de 1998 dispondrán de un plazo máximo de un año a partir de la entrada en vigor del presente Reglamento para su adaptación a lo dispuesto en el presente Reglamento.

 

La no presentación de la declaración a la que se hace referencia en el artículo 11, así como la inexactitud, falsedad u omisión, de carácter esencial, de datos o manifestaciones, que deban figurar en dicha declaración, se considera infracción muy grave.

3) CAPACITACION DEL TRABAJADOR

Las empresas instaladoras y/o mantenedoras de instalaciones de protección contra incendios deberán contar, como mínimo, con el siguiente trabajador contratado

A)        un responsable técnico de la empresa, en posesión de un título de escuelas técnicas universitarias, u otra titulación equivalente, con competencia técnica en la materia.

B)      un operario cualificado para cada uno de los sistemas para los que están habilitadas, pudiendo un mismo operario estar cualificado para uno o varios sistemas. Además, la nueva normativa especifica la formación mínima que deberá tener este personal contratado y la empresa deberá estar en condiciones de acreditarla.

Estos nuevos requisitos tanto formativos como documentales repercutirán, sin duda, en los procesos de Coordinación de Actividades Empresariales con las empresas proveedoras de servicios de seguridad contra incendios, y serán de obligado cumplimiento a partir del próximo 12 de diciembre de 2017.

Software para PYMES y Gran Empresa

Prueba la demo gratis

Ya somos más de 80.000 empresas con más de 50.000 usuarios
Gestionamos la documentación de 600.000 trabajadores

Tags:

Sin ningún comentario.

Dejar un comentario