Imposición del recargo de prestaciones a la empresa usuaria y no a la ETT

sentenciaSentencia, 10 de Febrero del 2010, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid
Accidente de Trabajo: Imposición del recargo de prestaciones a la empresa usuaria y no a la ETT. (Recurso 5356/2009).  Jurisprudencia comentada por Elena Torres, abogado.

Constan como Antecedentes de Hecho que el trabajador, con categoría profesional de mozo de almacén, sufrió un accidente de trabajo cuando prestaba sus servicios para  la empresa “CABLE SA” , en virtud de contrato de puesta disposición suscrito con la empresa ETT. Dicho accidente ocurrió cuando el trabajador retiró una bobina de cable vacía, de 1.200 kilos de peso, ubicada en la segunda altura de una estantería destinada al almacenamiento de las mismas, haciendo uso de una carretilla elevadora. Al levantar las palas de la carretilla, golpeó la bobina que pretendía retirar con la situada en la estantería superior y ésta, cayó, rebotando contra la carretilla y seccionando la rodilla del trabajador. Éste no había recibido formación sobre el uso de carretillas elevadoras. El INSS impuso a ambas empresas, de forma solidaria, un recargo de prestaciones del 50%, el cual es confirmado por el Juzgado de lo Social.

A posteriori el Recurso de Suplicación interpuesto en  la Sala de lo Social, declara que es responsable del recargo del 50% sólo la empresa “CABLE, S.A.” y no la ETT, dejando sin efecto la Resolución del INSS en cuanto a este punto. La Sentencia realiza un estudio del régimen jurídico que rige las relaciones entre las ETT y los trabajadores puestos a disposición de la empresa usuaria, en el marco de la prevención de riesgos laborales y la adopción de medidas de seguridad e higiene en el trabajo.
Debe señalarse que, en el presente caso, la ETT no incurrió en infracción alguna ya que la contratación del trabajador lo fue como mozo de almacén y el accidente de trabajo tuvo lugar cuando desempeñaba funciones de carretillero, manejando una carretilla elevadora. Es esta alteración de funciones, la que es relevante en orden a determinar a “CABLES S.A” la condición de empresario infractor.
La empresa usuaria no debió encomendar al accidentado tareas ajenas a su categoría profesional y menos unas en la que eran precisos unos concretos conocimientos en el uso de máquina elevadora sin advertencia de los concretos riesgos que su uso pudiera provocar. En definitiva, el accidente se produjo no porque el trabajador diera cumplimiento a la orden dada por la empresa usuaria en el desarrollo de una concreta tarea para la que no fue formado sino porque la empresa usuaria incumplió las medidas de seguridad.

Fuente de consulta: base de datos de Jurisprudencia en prevencionintegral.com

 

Software para PYMES y Gran Empresa

Prueba la demo gratis

Ya somos más de 80.000 empresas con más de 50.000 usuarios
Gestionamos la documentación de 600.000 trabajadores

Tags:

Sin ningún comentario.

Dejar un comentario