Guías prácticas para la coordinación de actividades empresariales

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

El artículo 4.2 RD 171/2004, establece que, “las empresas a que se refiere el apartado 1, tanto empresas como trabajadores autónomos que desarrollen actividades en un mismo centro de trabajo, deberán informarse recíprocamente sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrollen en el centro de trabajo que puedan afectar a los trabajadores de las otras empresas concurrentes en el centro, en particular sobre aquellos que puedan verse agravados o modificados por por circunstancias derivadas de la concurrencia de actividades.”

El Ministerio de Trabajo en Inmigración y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social han publicado una serie de guías prácticas para la coordinación de actividades empresariales , así como guías de actuación inspectora relacionadas con la gestión preventiva.

Compartir en

Deja un comentario

close

Conviértete en

Experto en Coordinación de Actividades Empresariales


Un perfil cada vez más demandado por las empresas