¿Cual es la diferencia entre trabajador autorizado y trabajador cualificado? Trabajos eléctricos

En este artículo, trataremos de prestar atención a una de las consultas más frecuentes dentro de la coordinación de actividades empresariales, que es aquella que está relacionada con la capacitación de trabajadores que pertenecen a empresas instaladoras y/o mantenedoras eléctricas, contratadas por el centro de trabajo para desempeñar las tareas de mantenimiento eléctrico. Se trata de la formación en prevención y capacitación necesaria al realizar trabajos en baja y alta tensión.

En el Real Decreto 614/2001 se diferencia a dos tipos de trabajadores en este sentido, se trata del trabajador autorizado y el trabajador cualificado. A continuación, trataremos de diferenciar ambos perfiles con las fuentes consultadas:

TRABAJADOR AUTORIZADO

En el interior del documento del Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico, se define al Trabajador Autorizado como el “trabajador que ha sido autorizado por el empresario para realizar determinados trabajos con riesgo eléctrico, en base a su capacidad para hacerlos de forma correcta, según los procedimientos establecidos en el Real Decreto”.

Por otro lado, si acudimos a la Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la protección frente al riesgo eléctrico, podemos observar que el perfil de ‘trabajador autorizado’ no sólo es aquel que ha recibido la formación e información necesaria específica (como las especificadas dentro del art. 18 y 19 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales) para desempeñar las tareas pertinentes, sino que debe tener una autorización por parte del empresario para poder realizar este trabajo bajo riesgo eléctrico de manera eficiente, sea cual sea la tarea concreta. Por ello, la capacidad para realizar una función como trabajador autorizado no es suficiente, por mucho que el trabajador disponga de los conocimientos necesarios para desempeñar las tareas sin ninguna dificultad.

La formación completa que es requerida para ser un ‘trabajador autorizado’ debe capacitar al trabajador para realizar de forma correcta las tareas dentro del repertorio que exponemos a continuación y que aparece de manera literal en la “Guía técnica para la evaluación y prevención del riesgo eléctrico”:

“a) Las operaciones y maniobras necesarias para dejar sin tensión las instalaciones de baja tensión, conforme a los procedimientos establecidos en el Anexo II del Real Decreto 614/2001
b) La reposición de fusibles en instalaciones de baja tensión, en las condiciones señaladas en la letra C) del Anexo III del Real Decreto 614/2001.
c) Las maniobras en alta y baja tensión, de acuerdo con lo establecido en el Anexo IV del Real Decreto 614/2001.
d) Las mediciones, ensayos y verificaciones en instalaciones de baja tensión, de acuerdo con los procedimientos establecidos en el citado Anexo IV.
e) Los trabajos en proximidad de elementos en tensión (en baja y alta tensión), de acuerdo con lo establecido en el Anexo V del Real Decreto 614/2001.
f) La determinación de la viabilidad de realizar trabajos en proximidad de elementos en tensión en baja tensión, según lo establecido en el citado Anexo V.
g) La vigilancia del cumplimiento de las medidas de seguridad en los trabajos en proximidad, de acuerdo con lo establecido en el citado Anexo V.
h) Los trabajos en instalaciones eléctricas en emplazamientos con riesgo de incendio, de acuerdo con lo contemplado en el Anexo VI del Real Decreto 614/2001.”

TRABAJADOR CUALIFICADO

Siguiendo con las especificaciones del documento del Real Decreto 614/2001, se define al Trabajador Cualificado como el “trabajador autorizado que posee conocimientos especializados en materia de instalaciones eléctricas, debido a su formación acreditada, profesional o universitaria, o a su experiencia certificada de dos o más años”.

Si acudimos de nuevo a la Guía técnica, anteriormente mencionada, podemos observar como el trabajador cualificado siempre debe ser un trabajador autorizado, por lo que, un trabajador puede realizar las tareas bajo riesgo eléctrico debido a sus conocimientos y formación que haya recibido respecto a cuanto instalaciones eléctricas se refiere, pero si no dispone de una autorización previa del empresario no podrá realizar esas tareas, por lo tanto, la cualificación del mismo es prioritaria y diferenciadora entre ambos perfiles de trabajador.

Por último, y en cuanto a la ‘experiencia certificada’ se refiere, se encargará la empresa o empresas donde el trabajador haya realizado su trabajo con instalaciones eléctricas las que emitan los certificados correspondientes a sus trabajos realizados con anterioridad. En el interior de cada certificado, debe indicarse el tipo de instalación o instalaciones en las que el trabajador desarrolló sus tareas, ya que, de esta manera, se dispone de una experiencia concreta y centrada en diferentes tipos de instalaciones donde puede trabajar, por encima de disponer de una experiencia general en trabajos con riesgo eléctrico.

Fuentes consultadas:
- R.D. 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.
- Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la protección frente al riesgo eléctrico.

Software para PYMES y Gran Empresa

Prueba la demo gratis

Ya somos más de 80.000 empresas con más de 50.000 usuarios
Gestionamos la documentación de 600.000 trabajadores

Tags: , , , ,

Sin ningún comentario.

Dejar un comentario